viernes, 7 de enero de 2011

Imágenes en blanco y negro

1939 - "Cautivo y desarmado el ejército rojo".... empieza una época terrible para España, en que gran parte de la población pasa un hambre tremenda. Comedores sociales tratan de paliar en lo posible la hambruna. Aunque el gobierno franquista trata de silenciarlo, muchos mueren de inanición.

Se la llamó HAMBRE DE POSGUERRA que es una expresión que ha llegado hasta hoy y que muchos de los de entonces que aún viven hoy día recuerdan perfectamente.

1945 - Berlín. Las tropas americanas y rusas han tomado la ciudad. El caos impera por todas partes. Durante el final de la guerra y tiempo después, la población civil que había sobrevivido a los bombardeos, buscaba restos de comida, cualquier cosa que llevarse a la boca, para no morir de hambre, aunque muchos sucumbieron.


2010 - España, dicen sus gobernantes que es la octava potencia mundial. En una aldea de Tarragona, su alcalde, conocido como Su Sanchidad, proclama que está muy bien tener la renta más alta de toda la provincia de Tarragona. Más de 60 años de paz han hecho olvidar los comedores sociales, la búsqueda de comida entre las basuras, la miseria... esas imágenes en blanco y negro... ¿no?



2011 - Segur de Calafell. Viernes 7 de enero. Las imágenes en blanco y negro son un recuerdo del pasado. Hoy día son en color. Es lo único que ha cambiado.

Como cada viernes de mercadillo, cuando ya los últimos camiones han abandonado la zona donde se vende la fruta y la verdura, antes de que pase la brigada a retirar la basura, aparecen 2, 3, 4 personas a rebuscar entre los desperdicios y los contenedores, para llevarse a casa los restos de frutas y verduras que los comerciantes han desechado. Esto sucede cada viernes. Unas veces son 2 y otras son 4, otras veces más, los que están por allí, tratando de vivir de los restos, de lo que no quieren los demás... de la basura.

Dicen los comerciantes de la zona que aparecieron hace semanas y que ahora ven a familias enteras rebuscando entre los restos. Vienen con el carrito de la compra, con bolsas. Van al supermercado de la miseria, de la crisis, de la población con más renta de Tarragona donde el banco de alimentos de Calafell está hasta los topes, con colas larguísimas esperando recibir alimentos.

Espero que estas imágenes hagan pensar... buf, simplemente que sirvan para algo. En algún caso se ha tapado la cara de los que estaban recogiendo desperdicios para comer. En otros no ha hecho falta ya que su cara estaba dentro del contenedor, buscando.