viernes, 5 de octubre de 2012

Olivella derribará 15 casas en Calafell

Bueno, él no, los de excavaciones Vallès, seguramente...

Es lo que se deduce tras la forma de actuar del alcalde.

 

Esta imagen aérea es de 1968. Puede verse, arriba a la drerecha, el Mirador, que justo hacía 4 años que estaba abierto. Comentan que era propiedad de un tal Ardanuy, fue un parador, restaurante y poco a poco cayendo en el olvido (el hijo del dueño no hizo mucho caso a la propiedad) y al final acabó siendo nido de indigentes.


En esta imagen (fusilada por ciu para su blog y pasada a b/n, debe ser que comunicaciones no da para más y tienen que venir al blog a pillar escaneados) se puede ver claramente que se pedía expulsar a los residentes, no derribar el Mirador. Curiosamente fue iniciativa nuestra y de 2 asociaciones más que se empezaran a recoger firmas para que se patrullase, se diese más seguridad, pero nunca para tirar abajo un icono de Segur.


Se alertó, en tiempos de Sánchez, de que los chorizos estaban allí arriba. Los propios Mossos subían a patrullar y ver qué había. El anterior Jefe de Policía, Paco Longo, nos dijo que lleváramos cuidado al subir porque no se sabía lo que se podía encontrar uno ya que a veces había gente relamente peligrosa. Sin embargo, en una reunión con Mossos d'Esquadra en Vendrell, hablando del Mirador, dijeron que el problema ya no era tenerlos allí arriba o no, sino que eran realmente difíciles de erradicar ya que a los chorizos les da igual estar arriba que abajo. El Mirador era un nido de delincuencia. Ahora, lo que ha hecho Olivella es mover la mierda de sitio, perdón por la expresión, pero es como aquellas criadas que barrían el polvo bajo la alfombra. Los chorizos se han ido a la calle Costas de Garraf, Pinar, final de calle Cúspide, etc.

No he escrito hasta no haber comentado esto con muchos vecinos, incluso con residentes en la zona. No quería que esto pudiera ser una exposición de mi propia opinión solamente. Pero no. El derribo no ha sido bien aceptado. La realidad es que nadie entiende que derriben el mirador y encima dejen los bungalows. Esos sí que son ilegales, levantados sin permiso, con la luz y el agua pinchadas, tienen televisión, satélite, tiran la porquería por la ventana ya que no hay camión que suba allí a recoger la basura y aquello es un nido de ratas. Y no hace falta decir que los "residentes" son de lo más "selecto".


El Mirador era una de las pocas edificaciones de Segur que todo el mundo conocía. Llegué aquí en 1971 y ya estaba allí. Desde la playa se veía, desde todo el pueblo, antes de que empezasen a levantar tantos bloques de pisos, De pequeño había subido con mis padres, más tarde hacíamos excursiones en bicicleta por calles surrealistas, que estaban abiertas pero no se habían terminado de asfaltar, no tenían iluminación y la llegada era el Mirador.


Olivella se llena la boca de participación ciudadana. Pero luego es mentira. En el año y medio que lleva ocupando la silla de alcalde la participación ciudadana se ha limitado a una ridiculez, 4 reuniones de 8 vecinos a las que cada día iban menos asistentes para hacer un no-carril bici que inicialmente presupuestaban en 53.000 euros en señales pero cuando se puso el grito en el cielo entonces ¡plas! sólo se gastaron 2000€ ¿alguien se quedó sin premio?

El 11 de septiembre supimos que se tiraba el mirador el día 24. Hubo un intento tímido de recogida de firmas y no supo mucha gente que lo tiraban hasta que las mamis de la Ginesta vieron que allí arriba pasaba algo y entonces sí que corrió la voz por Segur. Pero ya era tarde.

La sensibilidad demostrada con la Cofradía de pescadores, de la que Nani ya tenía un preacuerdo con Sánchez para que la derribaran pero luego se echó atrás y armó el cisco junto con el abuelo fotógrafo y Olivella, aquí ha brillado por su ausencia. 

Así que si Olivella quiere erradicar la delincuencia, deberá proceder como con el Mirador. Derribando casas de particulares. Venga ¿cuando empiezas, Xuli?

Una xulivellada más. Un edificio emblemático de Segur menos.