viernes, 22 de marzo de 2013

Cartelandia (IV) - para chorradas sí hay dinero en Calafell







En 2011, en plena campaña electoral, pusimos a caer de un burro al anterior equipo de gobierno por ir colocando carteles de todo lo que estaban haciendo, sin que dijeran el coste que comportaba tanto carteleo.

En Calafell, en el carrer Pou, aprovecharon uno del Plan E (o plan ZP) para reciclarlo en cartel "Verde Jordi Sánchez" (o verde América Sánchez, que si no me equivoco fue quien diseñó esto).

Y del fondo verde con texto blanco de entonces pasamos al fondo blanco con texto naranja fosforito, como el patufet-encs que a veces nos dispara el achuntameng.

Tanto cambio es una chorrada porque es más ego que otra cosa. Lo mismo que hacía Sánchez pasa ahora con Olivella.

Pero rizar el rizo de la tontería es que un cartel se cambie para cambiar la imagen corporativa y nada más porque si se fijan en el el verde y luego en el blanco, pone exactamente lo mismo, pero la información de la intervención que se lleva a cabo queda menos clara, menos visible, debajo de ese logo del castell y las cifras son las mismas 7.645.624,42 €. La misma historia, cambian que ahora es hasta 2018. Nada más.

Y digo yo, ¿para estas chorradas sí hay dinero? Porque el tiempo de la brigada cuesta pasta, mucha por lo visto, cuando para poner 4 tochos en una pared de la vía del tren se van 4000€.

No es su dinero, claro. Es el nuestro.