martes, 23 de julio de 2013

Estudiantes de Segur de Calafell recogen firmas para salir de los barracones

Los alumnos de enseñanza secundaria de Segur tienen un problema. No es un problema reciente y por eso mismo parece que, al final, ya se han hartado de esperar a que los responsables den las soluciones correspondientes. El IES Segur, ahora IES La Talaia, consiste en unos barracones que iban a ser provisionales, en principio por muy pocos años. No es así.

 

Ya en el año 2010, la madre de un alumno nos decía : "¿oye, podríais poner que mis niños van a llevar 4 años en barracones?" Sí, por supuesto. Y así abrimos esta entrada titulada 4 años de barracones. Y, 3 años después, con barracones seguimos. Pero ahora entramos ya en el terreno de las promesas incumplidas y el hartazgo del alumnado. Hay alumnos que han cursado completamente su enseñanza secundaria en barracones. No hay una amplia biblioteca en el centro, hay alguna zona con goteras, falta espacio, ha habido inundaciones teniendo que salir con los bomberos o poniendo una pasarela de sillas sobre el agua. Y, año tras año, se escucha la misma cantinela "está previsto, es una realidad", etcétera. 

Los alumnos saben que ya hay dinero y terrenos destinados para la construcción del nuevo IES. De hecho, en noviembre de 2011 la Generalitat dejó adjudicadas las obras. Dice el equipo de gobierno que no hay dinero porque la Generalitat no ingresa lo que había previsto en el presupuesto. Sin embargo, en 2012 el ayuntamiento obtuvo un sobrante de casi 6.000.000 €. Podían haber hecho ya el instituto, adelantando el dinero como sucedió con el IES Camí de Mar.



Alumnos y profesores se han manifestado por diferentes motivos, en diferentes ocasiones. Desde la precariedad laboral (Mayo 2011) viendo que en esos barracones iba a más el número de alumnos y a menos el de profesores, hasta las innumerables quejas por cortes de electricidad, un día que nevó un poco, o bien otro que hizo bastante calor y también se quedaron sin suministro (en ambos casos, los alumnos fueron enviados a sus casas) y desde que las redes sociales están en boga, se pueden ver lamentables imágenes como ésta:


En enero de 2012 volvía a salir el asunto en prensa, cuando los alumnos y profesores manifestaban su temor a que esos barracones continuasen ahí y no se llevasen a cabo las obras del nuevo instituto, proyectado en el solar entre las calles Cúspide y Brasil. El actual equipo de gobierno había dicho que sí, pero de momento se ve que no. Ha terminado el curso 2012-13 y el próximo, volverán a estudiar en barracones porque del nuevo instituto no se sabe nada. El 14 de febrero de 2012 el ayuntamiento apuntó que las obras de construcción del nuevo instituto no tenían calendario fijado después de haber dicho lo contrario meses atrás.

Y así, año tras año. Curiosamente, el nuevo IES tiene todos los procedimientos preparados para el inicio de la nueva construcción pero no se ha hecho nada. Los que tienen la máxima responsabilidad en Enseñanza (Sandra Suárez) y urbanismo (Rafel Solé) o no han querido o no han sabido priorizar los intereses de los alumnos. Sí que se preocuparon, como de otras cosas, de darse lustre, bombo y publicidad de algo que, año y medio después, resulta que no es lo que querían vender...

Parece una historia similar al paso soterrado de la calle Pisuerga. Publican del paso que ya están en ello, que en 2012 se pondrá la primera piedra, de la misma forma que publican que en 2014 ya se dispondrá del nuevo instituto y en 2012 se desdicen. La realidad es que el paso y el instituto forman parte del misterio de las obras prometidas. Algunos dicen que se reservan estas actuaciones para la precampaña electoral y rascar votos. Ojalá que no sea cierto. Todos sabemos que dicen que no hay dinero hasta que se acercan las elecciones y entonces, oh milagro, sí hay dinero.

¿por qué no utilizan esos 6 millones sobrantes para el nuevo IES?

LLUEVE Y SE INUNDA

barracones durante años

pancartas de protesta 2011

instalaciones tercermundistas (nieva y se quedan sin luz ni calefaccion)