sábado, 31 de agosto de 2013

Otro agosto que termina


Y siguen siendo iguales todos los agostos.

Aunque todos tienen su particularidad. En este agosto hemos tenido a algunos persiguiendo esteladas por la playa, amenazas a independentistas, actuaciones de las fuerzas iberas del orden haciendo redadas en un local independentista buscando alcohol barato, a los vecinos de Segur manifestándose cada 15 días pidiendo el paso soterrado que el alcalde prometió que seria 'una realitat' en 2012, el botellón-botellón, críticas a la dejadez de Olivella en la coordinadora por la gratuidad de la C32, la solución a las perreras-zulo, el fichaje de un megacrack que hará que el turismo sea la bomba (¿y Elvira k ase?), habaneras con "gent del partit", grafiteros condenados y borrachos saltando a las vías del tren, sucesos tristes en las playas, sabotajes a monumentos, amenazas con carta y bandera y, como remate final, una tormenta que nos ha roto la flamante Avenida España y ha puesto de manifiesto que a los nuevos contenedores se los lleva un suspiro y que seguimos mirando al cielo con temor porque Segur queda colapsado con una tormenta de verano. Y de remate final, un canal navegable que es de quita y pon... ¡y algunos dicen que se aburren! 
No hay agosto tranquilo en Calafell.

Pero se acabó agosto. ¡Al fín!

De nuevo se podrá ir al super sin que sea una odisea. Adiós a las colas. Adiós a tanto apresurado con cara de enfadado con el mundo. Adiós al calor achicharrante que algunos se empeñan en llamar "buen tiempo". Las últimas lluvias nos han adelantado un poquito de septiembre en pleno agosto.

Internet sin cortes. El móvil sin "red ocupada". La TDT... vaya, la TDT  va mal y punto. La playa casi vacía, el final de las noches de bochorno en terrazas apretujadas. Se acabará la zona azul en el paseo, se terminarán las colas para comprar el pan y el diari (para algunos, a veces cola sin pan ni diari). Al cine tranquilito, sin morir en el intento...

Y como escribí en 2008, aunque podría haberlo escrito hoy:

"Se fueron el melonero, el melocotonero, el afilador, el colchonero, el de los 'ajos tiernos señora' y también la madre que los parió (esta última podría haber practicado la abstinencia sexual en sus años mozos). Y se fueron también los morenos que venden relojes en la playa, y los lateros, y los tuneros, y los arrikitauns, y las maruchis que se peleaban cada mañana en la cola del pan del Mar Blau, y los iaios que hacían lo mismo en el estanco (maridos de las maruchis, creo), y los barrigones que practicaban el infarting en el paseo bañados en sudor, y los que iban disfrazados de marciano en mountain bike con un pulsómetro, y los paseantes del verano diesel más diesel de todos y…

…y se marchó el turismo de CANTIDAD que Segur no necesita. El de calidad hace años que se fue y ya no lo veo por ninguna parte, salvo honrosas excepciones. Han retornado a su ciudad las huestes del PPP (Playa Paseo Pipas).

Pues eso, señoras y no tan señoras, que acabó el delirium tremens veraniego (2008) 2013. Los de Segur… segur(o) que somos de los pocos que no tenemos depresión postvacacional agostera. Esto vuelve a ser un lugar bastante habitable. Bienvenido seas Septiembre. El mes en que los niños, todos, (gracias, Señor) vuelven al cole y la marabunta vuelve a casa.

Y hasta que éstos últimos empiecen a invadirnos días antes de San Juan (2009) 2014, nos quedan 10 meses de paz. Aleluya.

Hay quien dice que se espera un otoño caliente, pero me da en la nariz que no tiene nada que ver con la meteorología"