domingo, 20 de octubre de 2013

Los políticos y las autopistas del Baix Penedès


El chico de los recados frente a los jetas de la poltrona, o se podría titular cómo nos engañan y nos saquean los políticos. Los peajes han subido un 32% desde 2008, los sueldos de los políticos mucho más. El actual alcalde cobraba en 2003 1809 euros, en 2006 ya cobraba 4533 (se subió el sueldo un 151%), hoy tiene un salario de 60.000 al año más el doble sueldo del Consell Comarcal. Mientras que unos tienen que buscarse la vida haciendo recados, otros en el paro sin ayudas, todos los ciudadanos pidiendo que eliminen los peajes y los políticos pasando de todo. Ellos tienen las espaldas cubiertas. Y el culo también.

*** LLEGIR ***
«Tenía que buscarme la vida». Y decidió hacer recados. «Una persona puede no tener tiempo para ir a recoger o llevar un vestido a la lavandería, quien necesita que le vayan a buscar los medicamentos a la farmacia, o entregar un pedido de cosméticos a un cliente...».
El chico de los recados de toda la vida podía convertirse en su nuevo empleo. Iniciativas similares ya han comenzado con éxito en zonas de Jaén, donde ya crean empleo y hacen todo tipo de recados, desde recoger la compra del día a buscar un paquete a Correos.
El vecino de Calafell ha dado a conocer su actividad a través de las redes sociales como Facebook y Twitter y ha tenido una gran aceptación entre los vecinos. Cobra 3 euros por recado y aunque el radio de acción lo ha centrado entre Calafell, Cunit y El Vendrell, no descarta extenderse a todo el Baix Penedès.
Me vais a perdonar... pero quiero que reflexionéis sobre esto. J.V.S. es un joven de Calafell, que harto ya de buscar empleo sin resultado, harto de ver que la situación va a peor y esto no mejora, decide buscarse la vida por su cuenta como chico de los recados. Como toda la vida se había hecho. A Sotelo le aplaudo, le admiro, ha tenido iniciativa, ha cambiado su anterior ocupación de repartidor a la de recadero, seguramente el pionero en Calafell. Y está empezando a darse a conocer con la esperanza de que su autoempleo vaya a más. Bravo.

Y hasta ahí lo bueno. Porque yo no sé con qué cara se quedará él viendo cómo funcionan nuestros queridísimos políticos, que yo no sé lo que haríamos sin ellos... seguramente vivir mejor y sin que nos jodieran tanto la vida.

Yo no sé cómo verá un parado a un pedazo de sinvergüenza que se dedica a utilizar las estadísticas de paro para su propio beneficio, para hacer demagogia. Un tipo como Pepe Barquier, que cobra dos sueldos y no sabe hacer la O con el culo de un vaso, que por no saber no sabe ni escribir correctamente su idioma, tan español él. Lo saqué en facebook y hoy pongo aquí el colmo del rastrerío: se atreve a criticar el paro que hay en Cunit cuando resulta que (hace dos años) había el mismo paro el día que él se fue a la oposición porque en Cunit se hartaron de deudas y enchufes. ¿Cómo puede ver un parado a jetas de esta calaña cuando utilizan la desgracia ajena para ver si algún pardillo se los cree? Todo para seguir chupando de la teta. Miren esto:



Un chico de los recados se moverá entre las poblaciones del Baix Penedès. Por carretera y sin utilizar la autopista para ahorrarse los caríiiiiiisimos peajes con que nos tienen a todos sangrados. Groucho, con el acierto y la elegancia acostumbrada, sacó una entrada en la que un político de Vendrell, de CIU, no tiene mejor ocurrencia de cara a la galería que pedirle al gobierno central la gratuidad de los peajes de la AP7 en nuestra comarca pero, ai collons, resulta que CIU no hace gratuitos los suyos, la C32. La reacción del político al ver que el Diari de Tarragona y la opinión de blog y coordinadoras pro-gratuidad, es indignarse porque los políticos no escuchan, porque se pide la gratuidad y que entre todos solucionen este pollo, no que se tiren piedras unos a otros, pues el político ¿cómo reacciona? como las criaturas de teta, en plan perdonavidas. Pataleta de babero y mocos.



Y así, la lista sería interminable. Sí, interminable la lista de motivos de cabreo que tiene un ciudadano, sea un parado, sea un chico de los recados, sea un trabajador mal pagado o un joven en busca de su primer empleo. Cuando ven a algún regidor que se ha escaqueado durante meses a Vielha a pasar el rato antes de dimitir y su broma le ha costado a Calafell 25.000 euros, o que su sustituta en la regiduría de deportes ni aparece por allí y se va al gimnasio todos los días a menear el culo (eso sí, el sueldazo a final de mes sí que lo cobra). O cuando el alcalde vacila de la gran eficacia de un invento como el Calafell Crea donde los trabajadores están en una supuesta formación cobrando una miseria, obligados a gastarse en Calafell su miserable sueldo (que no llega a 200€)  mientras el ayuntamiento compra el material a comercios de Vendrell. O cuando ve que se va la pasta en indemnizaciones por ineptos, en comilonas, en gastos desorbitados de telefonía y caprichos. O que la regidora de comercio despide a un empleado porque no le cae bien y probablemente su capricho nos va a costar una pasta en indemnizaciones, igual que la que se dejan en ferias de Madrid, Navarra y lo que se les ponga a tiro porque para lo que les queda en el convento... hotelito 5 estrellas, a comer bien y a beber mejor, que pagan los tontos que nos votaron. Y los que no nos votaron también.

Y alguno dirá que yo aprovecho la situación de un señor que se busca la vida como recadero para meterme con esos políticos de gran bajeza moral. Y sí, así es, con la diferencia de que yo me pago mis cosas, con mi trabajo, no vivo de un sueldo público y no malgasto el dinero de todos. Con la diferencia de que yo exijo a los demás, los políticos, lo mismo que yo hago: ser honrado, ser honesto, ser trabajador y no aprovecharme de la desgracia ajena para ver si mi culo se perpetúa en una poltrona para vivir del cuento mientras sea posible.

Menuda casta de golfos e inútiles tenemos que aguantar.



Y todo esto lo explico porque resulta que en Calafell y Cunit tenemos dos plataformas que están recogiendo firmas, haciendo movilizaciones, trabajando para que los políticos escuchen un clamor ciudadano que va en aumento ¡PEAJES GRATIS YA! que el Baix Penedès está castigado por el paro y por unas vías de transporte que son una basura. A no ser que sean de pago, entonces hay autopistas. Las más caras de toda España en la comarca con más paro de toda Cataluña. Quiero preguntar por qué tenemos que seguir aguantando a sinvergüenzas que sólo miran por su culo. Olivellas, Elviras, Domingos o Barquiers, que unos llevan siglos en la política y otros quieren perpetuarse en ella. Mucho hacer el numerito pero la realidad es que los peajes, desde que empezó la crisis, han subido un 32% y nadie ha dicho nada, los políticos pasando. SINVERGÜENZAS, VIVIDORES, CARADURAS.