lunes, 4 de noviembre de 2013

El ayuntamiento de Calafell, obligado por la justicia a readmitir a un trabajador despedido en 2012

XAVIER GIL - READMITIDO TRAS CASI UN AÑO DE LUCHA

No me gusta redactar este tipo de entradas porque, cada vez que escribo una, recuerdo que hubo unas personas -en las que yo confiaba- que prometieron "otra manera de hacer política" que, al final, ha resultado ser la misma mierda de siempre pero vestida de buenrollismo e iluminación cósmica sideral y no sé cuántas memeces más. Pero, además, cuando se les saca en el blog, se hacen los indignados. Lo cual es repugnante. Hablo de Olga Elvira, entre ellos. Todo lo que sea comentar sus cagadas, ahora parece que viene del lado oscuro de la fuerza, poco menos. Sin embargo, bien que les gustaba mientras se aferraban a la gran difusión de este blog en Calafell, allá por 2011 y a críticas muchísimo más duras contra el anterior equipo de gobierno que las que se lleva éste. Tanto les gustaba, que presentaban en los mítines a su futuro regidor cervecero como "Juanjo, el del blog".

Bien, pues la iluminada de Olga Elvira, (ésta de la foto) el 4 de diciembre de 2012, arbitrariamente, decidió despedir a Xavi Gil que era el administrativo (aunque lo tenían trabajando como técnico pero cobrando en función de administrativo) que llevaba la desaparecida Regiduria de Noves Tecnologies. La que, entre otras cosas, gestionaba la TDT, que sigue dando problemas cada vez que llueve, por ejemplo. 

¿Cómo lo hizo? pues le cargó el muerto a otro departamento y a otra regidora. Las funciones de Noves Tecnologies se traspasaron a Informática, que depende de Serveis Econòmics (Montse López), un departamento saturado de trabajo y con muchas responsabilidades encima. Yo siempre he defendido la buena labor de Montse López y lo poco agradecido de su departamento ya que siempre le llueven las hostias. Y también los problemas que otros se quitan de encima, como Olga Elvira hizo en este caso. Pero Olga no entiende de esto, va a la suya y punto.

Al trabajador le negó que ella fuera la artífice de su despido, pero un correo del día 4/12/12, dirigido a Cristina Galindo, pedía la amortización de plaza (despido) de Xavi Gil. Desde entonces el trabajador ha mantenido un largo contencioso con el ayuntamiento que ha terminado, felizmente, en su readmisión, aunque sin ocupar plaza de técnico ni cobrar como tal (eso es parte de otra historia, pendiente de resolución).

Debo explicar un detalle: cuando un regidor decide reducir plantilla en su área, hace un informe y lo envía a Recursos Humanos. Para que quede claro que es Olga Elvira la que inicia el despido del trabajador. Esto no es algo que decida RRHH ni Serveis Econòmics. Aunque la illuminatti quiera hacer ver lo contrario.


El trabajador, como es lógico, puso el caso en manos de abogados, interponiendo un recurso contencioso administrativo contra el decreto 5212/2012, firmado por Montse López, a quién Olga supuestamente pretendía hacer pasar como responsable del despido. La orden la dió ella, Serveis Interns sólo firmó. Para información del lector, Olga Elvira, como teniente de alcalde, tiene atribuciones en materia de personal, merced a un decreto (2688/2011 de 1 de Julio) de nuestro despiporrante alcalde.

Así las cosas, en enero de este año la jueza dió la razón al trabajador, en esta sentencia que se publicó en el blog.

Pues bien, el ayuntamiento hizo como el que oye llover. Elvira incluso le negó al trabajador que ella lo hubiera despedido con el subterfugio de ''amortización de plaza''. Pero no es así, ella misma redactó el informe técnico que envió a Cristina Galindo (recursos humanos) pidiendo que se despidiera al trabajador (aka "amortizar plaza"), el 4 de diciembre de 2012. Y de ello tuvo conocimiento, incluso, la coordinadora y cargo de confianza, Sandra Vingut, que se obstina en que nosotros tengamos un acercamiento a Elvira ¿con estos antecedentes? perdón, pero va a ser que no, Sandra.

El trabajador recurrió y siguió el procedimiento legal. La jueza le dió la razón y, además de la sentencia, el pasado 16 de abril la misma jueza emite un auto donde dice que de forma cautelar debe readmitirse al trabajador de manera inmediata.


 

Y ¿qué hizo Olga Elvira? pues, como siempre, anteponer sus intereses personales a los del ayuntamiento y, en este caso, a la decisión de una jueza. El trabajador siguió sin ser readmitido. El tema se trató en la junta de gobierno donde Elvira dijo textualmente "yo no lo quiero". Cabía interponer un recurso pero el trabajador debería haber sido readmitido ya en su puesto porque, a no ser que vivamos en otro país, en España lo que dice una jueza, va a misa.

Así pues, el ayuntamiento contrató los servicios de un bufete de abogados de Barcelona, que les pasarán la minuta y ¿quién la pagará? pues los de siempre, los ciudadanos de Calafell, por supuesto. Cabe preguntarse qué hacemos con dos abogados (Badel y Giné) cobrando cada uno 75.000 euros/año, si luego tienen que buscarse un bufete externo. Es acojonante.

El 16 de abril de 2013 hay un acto judicial donde la jueza de Tarragona (sala 2 de lo contencioso administrativo) emite el auto favorable a la reincorporación del trabajador. Acto seguido el ayuntamiento presenta alegaciones y luego presenta un 'incidente', todo ello ya a través del bufete externo.

Reciben contestación negativa de la jueza, con lo cual se les condena a pagar las costas (o sea, nos condenan a todos los ciudadanos de Calafell a pagarlas). 

Pues el ayuntamiento, erre que erre, se dirigen entonces a la subdelegación del gobierno para pedirles un informe donde les digan si esta contratación se ajusta a la ley de Rajoy (17/2012) y en agosto reciben la contestación diciéndoles que no metan a la subdelegación del gobierno en estos líos ya que no les corresponde a ellos sino al mismo ayuntamiento respetar la decisión de la jueza. Zas, en toda la boca.

Así las cosas, el ayuntamiento informa a primeros de septiembre a la jueza de que están buscando un sitio adecuado para colocar al trabajador. Finalmente, el 24 de octubre, Xavi Gil recibe la noticificación conforme empezará a trabajar el 4 de noviembre en la biblioteca de Segur.

No termina aquí la historia. El ayuntamiento no ha pagado los salarios de tramitación por lo que este trabajador se ve obligado a poner un nuevo contencioso ya que desde el 16 de abril (fecha en que la jueza emitió el auto de su reincorporación) hasta ayer, 4 de noviembre, deben pagarle los salarios de tramitación.

Resumiendo. El despido arbitrario de este trabajador y/o la decisión de Olga Elvira:
  • ha provocado que tengamos que pagar todos las costas del incidente, que pueden rondar los 2000 €
  • que un señor haya estado sin trabajo durante casi un año pero antes o después tendrán que pagarle los salarios de tramitación
  • que tengamos que pagar a un bufete externo de abogados, como si no tuviera el alcalde a dos abogados que nos cuestan 150.000 euros/año
  • que haya desaparecido la regiduría de Noves Tecnologies (cuando tenga usted problemas con la TDT, llame a Abertis). 
  • Los problemas con la TDT se han traspasado a ¡Serveis Econòmics! (Hacienda) como si no tuvieran bastante trabajo ya
  • Así pues, ya no tenemos ninguna regiduría que lleve nuevas tecnologías, vamos hacia atrás como los cangrejos, por decisión de Olga. Eso, mientras que se habla de las Smart Cities y de la implantación y aprovechamiento de las nuevas tecnologías, Olga Elvira, que no sabe hacer la O con un canuto en temas de IT (esto lo digo porque lo he visto en persona) se carga una regiduría que debería ser puntera.
  • Si al final pagan los salarios de tramitación, el trabajador devolverá el paro que ha estado cobrando. Y, tanto los salarios de tramitación como las costas del 'incidente', van a ir a cargo de las arcas públicas (o sea, el dinero que ponemos usted y yo)
Termino con unas preguntas. Este trabajador gestionaba el control de la facturación de telefonía móvil, de la que ya explicamos que pedimos datos a través de dos instancias y el ayuntamiento nos los negó mediante dos respuestas por escrito para las cuales utilizó a los servicios jurídicos. Nos negaban acceder a esos datos. Ni siquiera contemplaron la posibilidad de que durante el breve período de exposición pública de las cuentas generales, apareciésemos por allí a revisar las facturas de teléfono, que nos dejaron atónitos y dieron motivo para que las publicáramos en esta entrada. Yo, personalmente, le agradezco a Olivella y su asesora Mar Giné que utilizaran la ley para tratar de hacernos desistir sin tan siquiera informarnos de que podíamos ir por otro camino (viva la transparencia). Pues eso fue lo que nos motivó a ir cada año a revisar las cuentas. Gracias, sois unos cracks.

¿No es sospechoso que despidiera Olga, mientras tanto, al responsable del control de la facturación de telefonía? Pienso mal, claro, pienso que trataba por todos los medios de que no se supiera el consumo tan descomunal que, entre otros, tenía su amorcito el regidor de deportes.

¿cuánto nos va a costar esta cagada de Olga Elvira? Los cargos públicos no responden con su salario de sus cagadas. No, respondemos nosotros con el dinero que aportamos a las arcas municipales con, entre otros, ese IBI tan exagerado que pagamos. Mi opinión es que Olga Elvira debería poner de su bolsillo el dinero que supone al ayuntamiento todo este follón que ha liado ella con una decisión incorrecta (no lo digo yo, eso lo ha confirmado una juez). La sentencia de autocares Plana, cagada de Olivella, son 1.500.000 que tenemos que pagar nosotros. El error con este trabajador, lo mismo. La pérdida de subvenciones a las que podían haber accedido, igual. El despilfarro en comilonas, telefonía, bebidas alcohólicas por la cara, viajes, ferias, todo eso se lo estamos costeando a esta tribu. Por suerte no todos los regidores son así, pero Olga, Olivella, JJ, se llevan la palma. Eso, sin contar a alguna que cobra por ir a trabajar cada día 8 horas pero no lo hace, como la regidora de deportes (PP).