lunes, 9 de diciembre de 2013

Calafell: El regidor de Vía Pública se complace en enviarle una carta bomba

Esto es un no parar y un sinvivir. No hay día que no salga publicada alguna de las andanzas, desventuras y trastadas de nuestro ilustre hay-untamiento. He pedido un aumento de sueldo al blog y me lo han concedido generosamente: ¡voy a cobrar el doble de lo que cobraba hasta ahora!. ¡Qué digo el doble, el triple!

Por desgracia, el triple de nada, es nada de nada.

Hoy me toca a mí traer a su pantalla, cual Spielberg, cual Groucho Marx, mejor dicho cual John Carpenter, una historia de terror, de chupasangres, vampiros que quieren dejar a los vecinos de Calafell sin una gota de sangre tras meterles el gran susto.

Es un caso que roza el delirio porque se mueve, como ya nos tienen acostumbrados, entre lo cómico, lo absurdo, lo surrealista, lo grotesco y lo despótico: el cobro, sin rechistar, de un vado que no se usa, en una población donde hay muchos vados que no se cobran pero que sí se usan. Como no tienen placa ni se pagan, hay un alcalde que prometió actuar pero se han hecho la picha un lío.

A ver por dónde empiezo con este galimatías.

Un señor de la calle Holanda, que tiene una entrada desde hace por lo menos 20 años, que da a un garaje que él utiliza como trastero, gimnasio y cámara frigorífica, recibe una amable carta del ayuntamiento que, muy resumida es "o paga o pego y si pego se calla y no puede ni reclamar". Lean, por favor:




Impresionante ¿verdad que sí? Tiene usted una puerta muy grande que se puede legalizar como vado y si no lo hace le vamos a meter un puro de cuidado. Y mejor que se calle porque no puede reclamar o disparo. Firmado, el regidor Juan José García Flanaghan. Y sin  posibilidad de recurso: ¡la reostia!

Y en estas que el buen hombre se queda de piedra. Hace años que no usa ese garaje. Para asegurarnos, empezamos por mirar el google maps, a ver si se ve algún coche dentro, marcas de rueda sobre la acera, algun cambio sustancial en la vía pública. Imagen de 2009.



Todo igual que ahora. De hecho, queda claro que es Segur de Calafell porque hay un coche con las 4 ruedas sobre la acera justo tras una señal que prohíbe aparcar (o se avisa grúa) y la calle hecha una pena. Es Segur, sin duda. Aunque eso, la calle destrozada, no debe preocupar tanto a Vía Pública como este delincuente peligrosísimo que tiene algo que podría ser un vado. Así sigue la calle 4 años después:
Bordillo ya totalmente destrozado, postes que impiden la movilidad, todo muy Segur Style. Sólo ha habido repintado de aparcamiento y cebra. La imagen es de 5.12.13. Sí, de hace 4 días pues mis compañeros se acercaron a tomar unas fotografías para cerciorarse al 100%. Aquí las tienen:







Gimnasio, trastero, cámara frigorífica. La entrada tiene hierbas y polvo, hace siglos que no se usa el vado ni pasa un coche sobre la acera pero ¡ah! el Inspector Gadget con su Gualdetector Vadomatic, en un alarde de sagacidad nunca vista, va a obligarle a legalizar el vado, sí o sí. Paga o pego. Pero no dijo el alcalde que... bueno, da igual lo que dijo, si su palabra tiene menos valor que un billete de 4 euros.

Parece ser que, si existe la posibilidad de usarlo como garaje, aunque no lo use, se puede cobrar el vado. Me acuerdo de una vez que una amiga mía, de 75 años, pasó una noche en un hotel y le presentaron una factura de 10.000 dólares. Cuando se quejó del importe por pasar una noche, el gerente del hotel le dijo:
  • El hotel tiene una piscina de tamaño olímpico y un gran centro de conferencias, que están disponibles para su uso - Pero yo no los usé", dijo. 
  •  Bueno, ellos están aquí, y usted pudo usarlos , explicó el gerente. 
  • Luego pasó a explicar que ella también podría haber visto uno de los espectáculos internacionales del hotel por lo cual es famoso. "Los mejores artistas internacionales se presentan aquí", dijo el gerente. 
  • Pero yo no fui a ninguno de esos shows, dijo. 
  • Bueno, nosotros los tenemos, y usted los hubiera podido ver, contestó el gerente.
El gerente no se inmutó, por lo que la viejecita decidió pagar con un cheque y se lo entregó. El gerente se sorprendió cuando vió el cheque.
  • Pero señora, este cheque sólo está hecho por 500 dólares. 
  • Eso es correcto. Yo le he descontado 9500 dólares por acostarse conmigo..., respondió ella.
  • ¡¡¡Pero no lo hice!!!, exclamó el gerente muy sorprendido. 
  • Bueno, pero... yo estaba aquí, y usted podría haberlo hecho.
¿Se trata de que pagues un vado sólo porque existe la posibilidad de que lo uses? (aunque no lo hagas) PUES NO.

Entiéndanme. No se trata de que no se paguen los vados. No es eso. El que lo tenga y lo use, que lo pague, eso revierte en la comunidad (o en las comilonas de alguno, no sabría qué decir). El caso es mucho más grave: 

Hace tiempo, el Diari de Tarragona destapó un show con los vados: Joan Olivella, en una de sus arrancadas de caballo y paradas de burro, emitió una nota de prensa donde decía que actuaría y no le temblaría el pulso. Pueden leerlo aquí. Ustedes verán que terminaba su publinota diciendo "El que farem properament serà requerir al qui tingui un gual o un contragual irregular que el legalitzi o el doni de baixa." Pero este no es el caso. Ese vado no se legaliza y tampoco le dejan al pobre hombre dar de baja algo que no existe. O sea, si tuviese un vado dado de alta y no lo usase, podría darlo de baja pero ¿cómo dar de baja un vado que no está dado de alta? vean que me remito a las palabras del alcalde.

No terminan aquí los disparates. Según dijo Olivella a los medios informativos, parece que algún regidor cambiaba vados gratis por votos. Eso sucedió hará unos 5 años. Pues los vados que he estado mirando tienen 5 y 6 y 7 y más años. Es decir, eso también sucedió siendo él el alcalde, pero se lo calla. Que es lo mismo que decir que era el máximo responsable. Como lo de los autocares Plana. Como tantas y tantas cosas que parece que este alcalde nos haga bueno al anterior, que era otro tarugo.

El caso de este señor con un trastero que el regidor quiere reconvertir en vado, es más sangrante porque en Segur hay urbanizaciones enteras sin vados y esos sí se usan. Bajo el mandato anterior de Olivella se levantó Mas Mel: calles Ponent, Cremadell, Llebeig, Marinada y otras no tienen vados ni de casualidad. Calles de toda la vida, como Conde Gómez de Orbaneja (la que sube al Mazinger) tampoco. Y hablo de vados en uso. ¿Saben cual es el número aproximado de vados en Calafell que no están dados de alta y se usan? ¡alrededor de 3.000!

"¿Vados sin dar de alta? los que quieran" es un enlace de un álbum de fotos donde se pueden ver muchísimos vados, ilegales, utilizados sin dar de alta, sin usar, incluso vados con placas falsas de cartón y madera pintada.

Y sigo con los dislates: hace poco emitió una sentencia un juzgado de Tarragona según la cual "actuar frente a una presunción supone, ni más ni menos, que un abuso de autoridad". Si hacen clic aquí lo podrán leer ampliado. El regidor actúa frente a una presunción. Pero, por lo visto, si su jefa Olga Elvira no tiene por costumbre acatar sentencias judiciales es de suponer que deben creer que sentar precedente no va con ellos y que las sentencias no generan jurisprudencia (pero resulta que sí). Los de la escuela pepera se pasan los tribunales por el arco de la entrepierna. Se lo diré claro: es a cargo del ayuntamiento la carga de la prueba, es decir, demostrar que se está utilizando para entrada y salida de vehículos, que se usa realmente; no, como en la historia, por el hecho de que exista la posibilidad de usarlo. Es más, el ayuntamiento sí puede dar de baja un vado cuando haya certeza de que no hay entrada y salida de vehículos. A tal efecto, tengan en cuenta que un vado no es una reserva de aparcamiento (aunque a menudo se usa como tal) sino una autorización para atravesar la acera con un vehículo (véase la ordenanza fiscal).

Claro está que el buen hombre de la calle Holanda, de todo esto no tenía ni idea. El estaba tan tranquilo, hasta que de repente le llegó la carta bomba y se quedó turulato. Atónito, avisó a los blogs. Y en ello estamos.

Parece que los regidores, a medida que va pasando el tiempo, se aturullan más o, tal vez, el hecho de llevar ya casi 3 años dando órdenes, les hace creer que pueden hacer a su gusto. Y esto no puede ir así. Ellos están para facilitar la vida al ciudadano y hacer que se cumplan las normas, por supuesto, ajustarse a ley. Pero no están para complicarle la vida a alguien y además meterle el miedo en el cuerpo con cartas que suenan a amenaza, sin previo aviso.Y sin recurso posible.