miércoles, 8 de febrero de 2017

Los contenedores incorporarán un chip que avisará si está lleno o no.

3.2.2017


A principio de mes lo anunciaba el alcalde en su cuenta de twitter. Y el Ayuntamiento de Calafell ha comenzado esta semana un proceso de optimización de la recogida de residuos, según el cual las islas de contenedores tendrán las cinco fracciones (rechazo, orgánica, vidrio, papel-cartón y envases).  
Las islas que sólo tenían contenedor de rechazo y de orgánica desaparecen en la práctica totalidad. Hasta ahora, había 314 islas de dos contenedores. Pasarán a ser sólo 22, después de eliminar 261 y de ampliar 31 a las cinco fracciones.  

En cuanto a las islas de cinco contenedores, se crearán 82 nuevas, pasando de las 217 actuales a 299. 

Estos cambios permitirán un ahorro económico importante en las operaciones de recogida. En primer lugar, porque en total habrá un centenar de islas menos. Pero además, los contenedores incorporarán un chip que avisará si el contenedor está lleno o todavía no. Esto permitirá optimizar las rutas y no pasar por donde los contenedores no se hayan llenado.  

El Ayuntamiento ha indicado, sin embargo, que la repercusión de esta novedad técnica se notará especialmente en las fracciones de vidrio, papel y envases, ya que el rechazo y sobre todo la orgánica se recogerán regularmente, aunque el contenedor no esté completamente lleno.

Otro ahorro importante será el de costes de vertedero. El bajo porcentaje de reciclaje del municipio implica que el rechazo sea muy grande y, por tanto, se dispara el precio que hay que pagar para dejarlas al vertedero. 

La reorganización comienza por el Paseo Marítimo de San Joan de Deu, desde la calle Duero (límite con Cunit) en la Carreralada d'en Ralet (límite con el Vendrell). Se irá desplegando en sentido mar-montaña, y Cunit-El Vendrell. La previsión es completarlo en un mes, de forma que en Semana Santa el servicio de recogida ya esté optimizado y con las posibles incidencias resueltas.