miércoles, 1 de marzo de 2017

Propuestas, ordenanzas y actuaciones para hacer de Calafell municipio Pet Friendly


El Ayuntamiento de Calafell completará este año una red de equipamientos y servicios que permitirán que el municipio sea considerado "pet friendly". 

Entre otras medidas, se creará un centro de recogida y adopción de animales abandonados y un nuevo espacio donde los perros puedan estar sueltos; y se permitirá el acceso a la playa de los perros fuera de la temporada de baño. Lo ha confirmado hoy mismo el ayuntamiento en su página web.

También se harán diversas campañas para fomentar la tenencia responsable de animales de compañía y el civismo en relación a los excrementos de los perros en la vía pública. Y se abrirá una línea de trabajo con los establecimientos comerciales y turísticos que quieran recibir clientes con mascotas, como fórmula de llegar a nuevos públicos.

Uno de los temas que más han comentado los vecinos que se han sentado en el "chester del alcalde" ha sido precisamente el problema de las deposiciones de los perros cuyos amos no las recogen. En este sentido, atendiendo a las denuncias de los vecinos, Calafell tendrá patrullas de paisano para detectar y multar a los infractores. Ya se han impuesto multas de 400 euros.


El alcalde de Calafell, Ramon Ferré, explicó que "estamos trabajando en estos proyectos desde principios del mandato. De hecho, a principios de verano pasado ya abrimos en la zona de Mas Mel un correcan, un espacio donde animales y propietarios pudieran disfrutar del espacio público ".


Este año habrá un segundo espacio de recreo similar al correcan, sin circuito de agility, en la explanada de la Bòvila (foto), en el casco antiguo. Con una superficie de 1.300 metros cuadrados, será un área cerrada, en la que los perros podrán estar sueltos y con algunos aparatos para jugar, que incluirá una zona de descanso para los propietarios. La inversión será de 25.000 euros. Además, se han identificado otros posibles emplazamientos para otros equipamientos como éste y el Ayuntamiento planea hacer un tercero.

Sin embargo, la actuación en equipamientos "pet friendly" más importante será la creación de un centro de recogida y adopción para animales abandonados. Estará ubicado en una parcela del Parque Empresarial y será construido y gestionado por la Fundación Santa Teresa del Vendrell. El Ayuntamiento le hará una concesión y le pagará el servicio prestado. Se calcula un coste anual de 120.000 euros, que el Ayuntamiento quiere recuperar en parte ofreciendo el servicio de este centro a otros ayuntamientos de la comarca.


"Será una instalación muy completa y totalmente al día, que no sólo acogerá perros, sino también gatos. Y el objetivo es que sea un equipamiento sostenible económicamente, ofreciendo el servicio de este centro a otros municipios. Calculamos que, por esta vía, podríamos recuperar hasta el 75% del coste ", dice Ferré.


Nueva ordenanza

El Ayuntamiento tiene listo el borrador de una nueva ordenanza de tenencia de animales, que llevará al pleno municipal próximamente. La principal novedad es que los perros podrán acceder a las playas fuera de la temporada de baño. Con esta autorización se quiere dar respuesta a la demanda de muchos propietarios de perros, de forma compatible con el disfrute de la playa por parte de los bañistas durante la temporada veraniega y sin poner en riesgo la bandera azul en verano.

Se iniciará la próxima semana la segunda fase de una campaña que llama al civismo a los propietarios de perros. Bajo el lema "no avergüences a tu perro", la campaña se centra en una de las principales quejas ciudadanas que hay actualmente en Calafell: la presencia de excrementos en la vía pública. 
 Ya ha habido una primera fase, con publicidad institucional y acciones en las redes sociales. Ahora, se instalarán paneles informativos en diferentes espacios públicos del municipio con este lema e información sobre la reglamentación municipal sobre los animales de compañía.

Además, se activará un grupo de informadores cívicos, contratados a través de planes de empleo, que realizarán acciones de sensibilización. "Es importantísimo que todo el mundo se conciencie de la preocupación que hay en Calafell, como muchos otros municipios, por el incivismo de algunos propietarios de perros. Es el segundo motivo de quejas ciudadanas que recibe el Ayuntamiento ", subraya el alcalde.


Otras acciones

Otra acción que se realizará es una actualización del censo municipal de animales de compañía, para tener una cifra real y ampliar la garantía que ofrece la inscripción, que incluye la obligación de identificar a los animales con un chip o de contar con una seguro en el caso de razas o especímenes peligrosos. Los animales censados ​​actualmente oscilan entre 600 y 700.

En el siguiente enlace se puede consultar en PDF el borrador con todas las propuestas para hacer de Calafell, definitivamente, un municipio Pet Friendly

http://calafell.cat/sites/default/files/Propostes_Animals_Companyia_Calafell.pdf