martes, 22 de mayo de 2018

La adhesión de Calafell a la AMI

Sobre el juicio por la adhesión a la AMI (ya que aquí cada partido barre pa' su casa). La adhesión de Calafell a la AMI llegará a juicio en febrero del año que viene

El alcalde, Ramon Ferré (PSC), subraya que se han limitado a cumplir el acuerdo del pleno municipal

ACN
Actualizada 22/05/2018 a las 18:27

La adhesión del Ayuntamiento de Calafell a la Associació de Municipis per la Independència (AMI) llegará a juicio el 2 de febrero del 2019. Según ha confirmado a ACN el alcalde, Ramon Ferré (PSC), recibieron la citación de un juzgado de Tarragona hace unas semanas, a raíz de una reclamación presentada por la subdelegación del gobierno español. El pleno municipal de septiembre del 2015 avaló la incorporación del municipio a la entidad por doce votos a favor y nuevo en contra. La votación fue secreta, pero Ferré ha revelado que tanto los concejales del PSC como del PP se pronunciaron en contra. Estos dos partidos conforman el gobierno municipal, junto con Unió Alternativa Municipal (UAM). Desde entonces, el alcalde ha defendido que se han limitado a cumplir el acuerdo del plenario y han abonado puntualmente las cuotas de adhesión a la AMI -unos 1.800 euros anuales-.

Ramon Ferré ha explicado que pidió opinión a la Comisión Jurídica Asesora de la Generalitat para confirmar la legalidad del trámite y que se les dijo que el acuerdo del pleno los obligaba a adherirse a la AMI. «Hemos estado pagando las cuotas, como nos dijo la comisión», ha resumido Ferré, el cual ha apuntado que explicarán al juez todo lo que pasó y que este «decida lo que tenga» que «decidir». «Intentamos no hacer ninguna ilegalidad y cumplir con el acuerdo de pleno de adherirse a la AMI y pagar la cuota», ha insistido.

El alcalde de Calafell ha recordado que los acuerdos de otros municipios también han llegado a los juzgados. En febrero del 2017 el juzgado contencioso administrativo número 1 de Tarragona estimó el recurso presentado por los concejales de Cs en el Ayuntamiento de Reus y Societat Civil Catalana, y anuló la entrada de la capital del Baix Camp a la AMI. En la sentencia, el juez anulaba y declaraba «no conforme a derecho» el acuerdo del pleno y el decreto de alcaldía que aprobaba la adhesión de Reus a la AMI y el pago de la cuota.