jueves, 6 de septiembre de 2007

Inmobiliarias

Búsqueda Google:
"Inmobiliaria Segur de Calafell"
Resultados 1 - 10 de aproximadamente 85.400 de inmobiliaria segur calafell. (0,27 segundos)
"Biblioteca Segur de Calafell"
Resultados 1 - 10 de aproximadamente 28.300 de biblioteca segur de calafell. (0,23 segundos)
(y la primera que sale resulta que es mi web... patético)

Siempre dije que en este pueblo o currabas en un bar, un supermercado, una inmobiliaria o un puticlub. Iba a añadir, además de puticlub, el ayuntamiento, pero bueno...si fa no fa.

En fin, que habrá que ir eliminando poco a poco lo de la inmobiliaria, por fortuna. Aparte de que existen algunas que llevan toda la vida y son profesionales, resulta que en los últimos años, un buen número de arribistas iletrados habían multiplicado
por 4 el número de immobiliarias en la provincia de Tarragona. Ahora están empezando a desaparecer todos los oportunistas que han encarecido este pueblo y han hecho que se llene de purria y de edificios hechos con el culo en cualquier lugar y de cualquier manera.

Habrá muchos que veremos con tristeza la barbaridad de edificaciones que se han levantado en los últimos 7 años en la forma menos sostenible posible. Habrá muchos que ahora buscarán al vendedor de "fincas fugaz" y no habrá nadie para atenderles. Habrá muchos que cuelguen el cartel "en venta" porque les vendieron un paraíso que es un infierno sólo pagarlo.

Pero no puedo por menos que alegrarme que por fin decaiga la fiesta, el Ejpaña va bien y los cutrenuevos ricos propietarios vean lo que les cuesta ahora mantener esa riqueza inexistente. Zu miyone invertío en ladrisho. Un apartamento en la costa para ir ahogaos y no poder salir más que del piso a la playa y de la playa al piso. Arsa. Ole. Eso sí, un apartamento de 80 kilos 'de los de antes' que no pueden vender ni, aunque lo hicieran, comprar otra cosa.

Cuentan que un tonto salío a vender un perro por mil millones de pesetas. Y que lo consiguió vender. A otro tonto a cambio de dos gatos de 500 millones cada uno. Pues aquí lo mismo, sólo que con un intermediario que se ha llevado pasta, mucha pasta, en la transacción.