sábado, 10 de noviembre de 2007

Correos


Suena a orgasmo de grupo, pero no; este post va del servicio postal de Segur y la sensación de estafa que se te queda al utilizar los servicios públicos.

Hoy he ido a recoger un libro que me mandaron contrareembolso. En el papelote que me dejaron en el buzón ayer, 9 de noviembre, ponía que la fecha tope de recogida era el 3 de Noviembre. Alucina, vecina, notificación con 6 días de retraso sobre el plazo vencido. Con las multas no pasa. Seguro que no.

Siendo un ejemplar que casi está agotado, salgo a primera hora esta mañana y el paquete aún está allí, sin datos para identificar. El empleado lo encuentra después de buscar un rato. Me explica que van de culo, pago y me voy.
Surrealista.

Pero no tanto como lo de estas navidades. Llevo en esto de internet y nuevas tecnologías blablablá desde 1992 (soy técnico de telecomunicaciones y trabajé como jefe de proyectos en una ingeniería de redes durante 8 años) pero hay un tipo de correo que siempre lo mando en soporte impreso, por el correo de toda la vida, vamos. Son las felicitaciones de Navidad y Año nuevo.

Este año decidí dejar de hacerlo y pasarme al correo electrónico porque... ¿qué pinta una felicitación de año nuevo recibida a mediados de febrero?. Pues en esa fecha recibieron algunos destinatarios mis correos. Al menos te echas unas risas. Sobretodo porque como este año en febrero hizo calorcito y la peña se iba a la playa, hacía gracia recibir una postal nevada, con renos y esas tonterías.

En fin. También he ido a Base a pagar la "GENEROSA CONTRIBUCION" y no abren los sábados. No sé, se te queda cara de tonto. Correos abre 4 horas, sólo por las mañanas; Base sólo de lunes a viernes. Además de joderte la pasta te ponen condiciones de horario bananero para ello. Extraño servicio al ciudadano.

Vivir en el culo del mundo tiene estas cosas, sí, pero yo pago un IBI como si me prestasen un servicio 24 horas con mamada incluida: 300 y pico eurazos.