martes, 5 de junio de 2012

Para esta porquería sí hay dinero


Todos los que estamos en el blog, durante los últimos 5 años, no hemos dejado de criticar el dinero que se gasta en los patufets municipales. Dinero tirado a la papelera porque a los ciudadanos no les sirve para nada.



Es una vergüenza que se hayan destinado partidas de bienestar social (destinado no, desviado) para meterlas en alcaldía, o lo que es lo mismo, bombo, autobombo.

Es aún más vergonzoso que los patufets, con el dinero que cuestan, acaben tirados por el suelo, abandonados en los lugares de reparto, porque no se los mira casi nadie ya que el cuento es conocido: qué bien lo hacemos, qué chulos somos, qué malos son los demás, etc.

En el pavellò Jaume Vilamajó están ahí desde las navidades. Como en otros sitios. Y nadie les hace caso. Pero eso no es lo malo, lo peor es que el dinero que han costado no lo paga CIU y el PP, que debería ser así porque es pura propaganda que tratan de camuflar de información.

Pasa con Xulivella y pasaba con el faraón. Y los paganinis, que somos nostros, a ver como suben impuestos y tasas tan alegremente y dicen que trabajan por Calafell.