miércoles, 26 de septiembre de 2012

Ajuntament de Calafell ¿Austeridad? ¡¡ los cojones !!

(ver comentarios en facebook)

Esta mañana estoy en Serveis Interns, donde se llevan las cuentas del Hay-untamiento. Durante varios días Josep Torrents, Patxi Herrero y Sonia, todos blogueros de Segur, han estado revisando el cierre contable de 2011.

Ya se explicó en otra entrada que esta exposición pública siempre se ha llevado con el máximo silencio. Es decir, no se anuncia en ningún sitio a bombo y platillo, no se informa a los ciudadanos en la web, ni en los boletines (patufets) ni nada por el estilo. Esa debe ser la transparencia que reclamaba y prometía Joan Olivella en la oposición y de la que ahora tanto habla estando de alcalde.

Pues no, hoy empezamos a explicar lo que estamos encontrando...


De los documentos que estamos consultando no se puede hacer fotocopia, copia de ningún tipo, no se pueden tomar fotos. Es cosa del ROM (Reglamento de Ordenanzas Municipal). Así que se ha pedido hoy mediante una instancia al SAC que nos faciliten copia de esos documentos, desde los consumos de móvil que nos denegaron por dos veces a pesar de pedirlo con instancias hasta los gastos que, hoy, les explico aquí y se van a quedar ustedes de piedra.

El título es un poco bestia "¿austeridad? ¡los cojones!" pero me lo ha dado un ciudadano de Calafell al que le comentaba algunas de las cosas que se han visto aquí y ha dicho eso "¿austeridad? ¡los cojones!". Pues sí señor.

Hace unos días, se explicó que el consumo de móvil es una burrada, facturas superiores a 11.000 euros mensuales, con 143 líneas activas. Y con unos caprichos que en época de crisis y proclamas políticas de austeridad y recortes sobran; como la multitarjeta, que es un sistema de varias tarjetas para el mismo número que se pueden llevar en una tableta, el móvil, el manos libres del coche, y que suenan todas a la vez si están activas. Miles de euros en telefonía móvil al mes (11.000 es una cifra, ya incluiré un gráfico de barras con los consumos mensuales). Con las tarifas que hay en el mercado esa factura se puede reducir a una tercera parte, pero eso será en otras poblaciones, aquí no.

Hay facturas de móvil que tiran de espaldas, como alguna del iluminado que se va hasta los 292 euros, pero no son los importes más altos, los hay de 500 euros. Y superiores. Ahora algunos han recibido su tercer teléfono en un año y medio, esta vez un celular equipado con Android (como OE) y los regidores del equipo de gobierno se mueven con smartphones de última generación (linea de voz y datos, cómo no). Para la oposición sólo los portavoces tienen móvil, pero nada que ver con los que llevan TODOS los regidores del equipo de gobierno (CIU & PP).

Hace poco renegociaron con Vodafone para reducir gastos. Ya saben que hace meses que vamos detrás de los consumos de móvil (tenemos esos consumos desde hace meses, ya lo expliqué hace tiempo) pero hemos preferido ir por lo legal. Sin embargo, sepan que una oferta presentada por otra compañía no fructificó porque cuando miraron el historial del ayuntamiento encontraron un historial de morosidad con compañías de telefonía móvil y no se quisieron arriesgar. El contrato con Vodafone viene del anterior gobierno y estos de ahora ponían el grito en el cielo durante la campaña electoral y prometieron que nada más entrar reducirían gastos. No ha sido así durante mucho tiempo, hasta que hemos llegado y ahí lo tienen ¿más de 500 euros en llamadas? ¿eso es normal? ¿quién controla los números a los que llaman? nadie. Hay un técnico responsable de telefonía pero la tarea sería ingente. Algún regidor se ha deshecho de su móvil particular porque en el "laboral" ya tiene el chollo de llamadas particulares gratis. Esto lo he comprobado yo mismo. 

Pero hay muchos otros gastos que muestran que la austeridad sólo se practica con los ciudadanos. Por ejemplo, para los que no lo sepan, hay un PIN corporativo. Es un pin de oro, que se entrega a cada uno de los nuevos regidores el día del pleno constitucional pero que ¡oh, qué cosa! si lo pierden se les da otro (hay un político ya entrado en años que los perdía con una frecuencia sospechosa). Pues el día 17.6.11 hay un gasto de joyería en un PIN DE ORO de 315 euros. Ni una semana gobernando y corriendo a pillar el pin de oro. Hay 21 regidores... hagan números. ¿más de 300 euros en esta época de crisis? ¿para un botoncito de oro? oh, ah, que es una tradición... pues también eran una tradición muchas otras cosas y beneficios sociales que se han suprimido en aras de la austeridad. Ah sí, la joyería no es ni de Calafell, es de El Vendrell, ¿potenciando el comercio local?.

Hay también gastos de protocolo que avergonzarían a alguien con dignidad. Pero primero les explico un caso que yo he vivido en primera persona. Me explico: es un tema conocido porque en noviembre de 2011 ya hablé de ello en el blog; pues bien, el 3 de agosto de 2011 habíamos quedado Sonia y yo con el alcalde para que escuchara la grabación de los planes del regidor de deportes, respecto a CEMSSA, enchufar a alguien de la familia, hacer cosas sin consultarle a él y donde ponía a caer de un burro a todos los de CIU. De esa grabación se publicó una parte en el blog, pero no todo lo que pudo oir Olivella directamente desde mi móvil. En principio nos dijo que quedásemos a comer juntos en Poblet (alucinamos) y al final nos citó en un restaurante cerca de L'arc de Barà. A la hora de pagar, como él ni comió y se le saltó alguna lagrimita después de oir la grabación (Oscar a la mejor interpretación, según se vió un mes más tarde) pues al terminar dije que pagaba y Olivella dijo "no, ja ho pago jo"... pues no, él no, pagó el ayuntamiento de Calafell: 116,64€. Les juro que si hubiese sabido que esto iba a cargo del erario municipal no le habría dejado. No dijo "paga Calafell", no, dijo "ja ho pago jo". Así que ustedes perdonen, no sabía que yo formo parte de los "gastos de protocolo". Y parece que ese restaurante le gusta al alcalde porque hay otra comilona de 169,99€ el día 26 de octubre y varias más. "Sempre us estaré molt agraït" nos dijo al terminar la comida. Qué cachondo el tío.

Pero no acaban ahí las hostias a las cuentas en concepto de "papeo que te cagas" aunque ellos lo llaman de otra forma, gastos de protocolo, por ejemplo.

Hay fotos de una cena del alcalde y su amigo el fotógrafo, también pregonero oficial, en que con las respectivas fámulas se fueron a cenar a otro restaurante (no diré el nombre del local para no fastidiar) pero mira tú, dos cenas para que vean cómo se cuida: una del 28 de junio de 2011 que asciende a 213,10 € ... y no se lo pierdan... parece que se alimenta bien el muchacho porque al día siguiente aparece otra cena de protocolo en otro local que asciende a 323,68 €uros el día 29 de Junio, 4 comensales. Todo un festín.
¿Pero esto qué es?

Cobran también dietas de kilometraje. A 0,19 el kilómetro. Nadie verifica que los kilómetros que pasan sean los reales, ni siquiera en una aproximación, lo anotan en la hoja de gastos y listos.

Hay gastos de café (no veas la de café que toman), factura de 500 ud. de café el 22.11.11 ¿a ustedes les pagan el café en su empresa? Hay gastos de invitaciones y, reflejados como protocolo, desayunos, comidas, meriendas y cenas. Cosas surrealistas, como muchos desayunos a 6,95 que no se aprobaron al iluminado.
Y alguien dirá "pero esto lo supervisan técnicos y lo aprueban". Sí, como se aprobaban aquellas comidas de los tiempos de Romero en un conocidísimo y caro restaurante de Mas Mel, con botellas de vino que costaban lo que se gasta una familia sin recursos en comer todo el mes. Y aquello también se aprobaba. A ver ¿quién le dice que no al alcalde, verdad? Pero como ya he dicho, NUNCA informan  del período de exposición pública, porque hasta ahora casi nadie había venido al ayuntamiento en el período de 23 días disponible para hacer esa consulta. Hasta las 3 de la tarde se puede venir, acaba el día 8 de octubre.

En la instancia hemos pedido cosas que ya se pidieron antes y, como ya he explicado, usaron a los servicios jurídicos del ayuntamiento (Badel y Giné) para argumentar que no nos lo podían dar alegando la intimidad de los regidores, ¿confiarían en que no íbamos a venir a pedir cuentas?

¿Alguien tenía dudas de lo que llevamos diciendo meses en este blog? pues espero haberlas despejado. En otras entradas ya seguiré explicándoles más cosas. Ahora estamos ligando unos conceptos con otros y cuadrando las fechas con las facturas. Pero creo que, por hoy, es suficiente para que cuando el alcalde y su pandilla hablen de "transparència i austeritat" sepan que es una grandísima pantomima.

Otro día, más.