miércoles, 17 de octubre de 2012

CASA DE LA NATURA

LA CASA DE LA NATURA. No sé si alguien recuerda que en febrero de 2011 apareció en Diari de Tarragona el lamentable estado en que había quedado ese proyecto interesante de la primera época de Xulivella. En el blog una lectora -Makoke- nos envió las fotos, que daba pena verlas, y se publicó una entrada.

En el pleno de ese mismo mes, CDC preguntó al anterior alcalde qué pasaba con esto, ya que se había dejado abandonado sin ni siquiera llegar a abrir. La respuesta entonces fue que entre la crisis y otras prioridades ya no se haría nada.

Estaría bien aquello si no fuera porque un año y medio después de entrar a gobernar CDC (ahora CIU), la Casa de la Natura sigue abandonada. Hace ahora mismo menos de un mes, por poco menos, se han cargado el Mirador de Segur y lo justificaron diciendo que amenazaba ruina cuando no es así. Sin embargo, han tenido tiempo de sobras para rehabilitar la Casa de la Natura y no han hecho nada. Hace poco, el 3 de este mismo mes, ya salieron frases memorables de Xulivella, donde criticaba a otros lo mismo que luego ha hecho él (e hizo) al entrar a gobernar.


Todo este proceder tan lamentable recuerda a las críticas cruzadas cuando gobiernan unos u otros, sobre los sueldos. Olivella criticó a Sánchez por subirse el suedo, entró Olivella en 2006 y se subió el sueldo un 151%. Sí, nuevas críticas de Sánchez pero luego entró él y también se subió el sueldo. Olivella decía que el Parc de la Sinia no lo cuidaba Sánchez porque era él quien lo inauguró. Luego resulta que ahora el estanque está hecho un asco, por unos tubos, por un mal drenaje, por lo que sea...

Pues aquí, lo mismo. Olivella criticaba que estuviera en estado de abandono un proyecto y cuando entran ellos el abandono va a más. Un año y medio es tiempo suficiente como para haber hecho alguna cosa. Aunque miedo da pensar que ahora también lo eche abajo Xulivella, porque visto como resuelve las cosas...

Al final ¿Saben quienes pagamos todo esto? Ustedes, nosotros, los ciudadanos. Porque el dinero es nuestro.

¿Cual es la conclusión final?  No se puede utilizar algo así para hacer, simplemente, política de pueblerinos, de paletos. El sueldo, la Casa de la Natura, tantas otras cosas, no son armas arrojadizas. Es nuestro dinero tirado a la basura o empleado en pagar a inútiles, ineptos, chupópteros e hipócritas de medio pelo. Y sólo utilizan esto para fastidiar, pero no se dan soluciones.

Imágenes actuales de la Casa de la Natura