domingo, 31 de marzo de 2013

Anuncio del Ajuntament de Calafell: obesos abstenerse


Hay que vigilar un poquito según qué cosas. 

Si un particular publica un anuncio donde no quiere personas gruesas y pide buena presencia, allá él. Pero el ayuntamiento debería vigilar qué publica y qué no. Aunque el puesto lo requiera, eso se llama discriminación. "Físicament prima" es el eufemismo de "gordos no".

Hay una delgada línea que no es tan delgada cuando se quiere. Como si los problemas físicos que acompañan a la obesidad no fueran suficientemente malos, los niveles de estigma aumentan junto con el peso, y afectan las vidas tanto laborales como sociales de las personas. Gran parte de esta discriminación puede seguir siendo socialmente aceptable porque en esta sociedad muchos no opinan que los comentarios negativos sobre el peso de una persona sean ofensivos. Muchas personas no creen que hacer comentarios críticos sobre el peso de los demás sea ofensivo, y las empresas usan el peso como factor al decidir a quién contratar. Eso no es una broma de mal gusto, eso pasa.

Un anuncio así publicado por un ayuntamiento, es una falta de tacto. Deberían filtrar un poco los contenidos.