jueves, 25 de abril de 2013

Calafell multará a los alcaldes que no hagan pasos en la vía del tren


Como no somos capaces de erradicar el top manta, vamos a decir que multaremos a los que compren.

Ahora toca decir que todo aquello que no seamos capaces de controlar acabará en sancionar al ciudadano.

Jordi Sánchez prometió pasos.

Triadó prometió pasos.

Olivella en su anterior mandato, también.

Ninguno cumplió.

En este otro mandato, Olivella prometió que
en 2012 tendríamos un paso en la calle Pisuerga.
Casi un año y medio después no hay nada tangible.

Pero si alguien rompe una valla le multarán
¿qué quieren que nos lo creamos?

¿creen que si no son capaces de controlar a los que pintan grafitis, aunque todos sabemos quienes son, van a pillar a alguno que rompa una valla? menudo brindis al sol. 25.000 euros al año invertidos en limpiar o tapar grafitis porque no cogen el toro por los cuernos para terminar con el problema

Estaría bien que Calafell multase a los alcaldes que no abren pasos soterrados en la vía del tren en lugar de enfocar su atención al lugar equivocado.

Un concejal que es el primero en no cumplir lo que dice, en no dar ejemplo, en aparcar mal, ¿cómo tiene autoridad para decir que vayan a multar a nadie?. Un alcalde que se ríe de los vecinos en la fiesta mayor cuando le piden un minuto de silencio por la última víctima del tren, mejor que se calle y haga el paso ya. Passos ja, pasos  ya!!!!

Se va a evitar que muera más gente cruzando por donde no deben. Menos mal ya era hora. Pero es lo mismo que multar cuando no hay más sitio para aparcar. En lugar de dar soluciones a toda prisa, a amenazar con poner sanciones. Me recuerda a las campañas de radar en la C31, en lugar de poner soluciones, poner sanciones. Va home va.

¿Cuándo estará el paso de la calle Pisuerga hecho? eso es lo más importante y resulta que no son capaces de decirnos nada, ni siquiera de manera aproximada. ¿Quién multa a los que incumplen las promesas? ¿quién sanciona a los que incumplen los compromisos? ¿quién multa al multador?





Los vecinos critican el vallado sin que haya más pasos subterráneos, pero desde el gestor ferroviario se apunta que aún reconociendo que se deben hacer pasos, no se puede dejar sin vallar para evitar que los niños o las personas de la tercera edad puedan cruzar jugándose la vida.