sábado, 13 de julio de 2013

La miopía del alcalde de Calafell

Señoras y señores, encantado de saludarles de nuevo. Esta vez he venido por aquí a reirme un poco del alcalde. Perdón, no sólo del alcalde actual, sino de los alcaldes de Calafell. Pero del actual más, porque, sencillamente, es el actual y el que nos toca sufrir aunque no queramos.

Yo no sé si han oído hablar de 3 estilos políticos que utilizan los incompententes. Los que nos gobiernan y nos gobernaron.
  1. Ytumasismo
  2. Quítatetú Quemepongoyo
  3. Donde dije dijo, digo Diego


1 - YTUMASISMO

El ytumasismo consiste en que cuando un gobierno hace una cagada (que parece que al fín y al cabo para eso están) su sitema de defensa sea justificarse en que otros las hicieron. POr ejemplo: Olivella nos sube las tasas. Pues nada, encarga al departamento de ytumasismos que mire si otro fue tan burro como él y así dice "no sóc l' únic que... perque tú, i tú, i tú més". O sea, y tú más. Rajoy, y todos los peperos, antes de que se viera que van a ser recordados en todo el mundo como un nido de víboras, perfeccionaron el ytumasismo con la variante "la culpa es de la herencia recibida" hasta que esa herencia la han multiplicado concreces y el país se va a la porra si Bárcenas no lo remedia. Hasta aquí, el ytumasismo.





2 - QUITATETÚ QUEMEPONGOYO

Esta es una variante política propia de todos los partidos que se alternan en el poder. En Calafell tenemos a los STOP (Sánchez, Triadó, Olivella, Parera) que llevan más de 25 años repartiéndose la sillita, la poltrona, el trono de Calafell.
El QUITATETÚ QUEMEPONGOYO consiste en eso mismo, quítate tú que ya me pongo yo. No habrá diferencia en las cagadas, excepto que el dinero que se va a recibir a cambio irá a parar a otro bolsillo.
El QUITATETÚ QUEMEPONGOYO en Calafell ya es algo más que un sistema, es una tradición. Parece como si las 4 jotas (Jordi, Joan M, Josep i Joan) tengan algún tipo de doctorado o cátedra en ello. Llevamos muchos años viendo cómo Josep critica a Jordi para ponerse en su lugar y hacer lo mismo que hacía él. Luego Joan critica a Jordi y se pone él a hacer las mismas cosas o peores. Hum, en el caso de Joan mejor diría que a hacer muy pocas cosas y mal hechas, como el plan pegote que es una baratija que nos quieren vender como si fuera un diamante. Es el problema de los que no ven las cosas como son, sino que ven diamantes donde sólo hay piedras.



3 -DONDE DIJE DIGO, DIGO DIEGO
Este es el tercer punto básico de la política calafellense. Sin el DONDEDIJE, los otros dos puntales (Ytumasismo y Quitatetú) no serían lo mismo. El DONDEDIJE sostiene a los otros dos porque consiste en decir una cosa cuando se está en la oposición y después, a la hora de gobernar, hacer lo contrario. Por ejemplo, que no se van a subir impuestos y luego se suben. Para defender el DONDEDIJE siempre llevan todos estos mequetrefes una lista de YTUMASISMOS, sin ir más lejos. Al final, el que paga el pato, el cornudo y apaleado, es el de siempre, o sea, el ciudadano, que año tras año ve como le suben impuestos y tasas(el agua, el IBI, las basuras), lo fríen a multas, le endiñan la zona azul... ¡Ah, y lo mejor! Todo esto siempre dirán que lo hacen por Calafell, per servir al poble, perque nosaltres ja vàrem nèixer amb vocació de servir. Y se quedan tan panchos. Lo malo es que hay todavía quien se los cree y por eso estamos como estamos. Bien jodidos.

Muy bien, dirán Ustedes, Groucho ¿para qué nos cuentas este rollo patatero? Ah, queridos lectores y lectoras, Ustedes no saben que he encontrado un documento que reúne a la perfección el YTUMASISMO, EL DONDEDIJE Y EL QUITATETU. Como tiene un poco de truco y es un pelín largo, les pido que se lean las partes más interesantes que reproduzco aquí:

"Fa uns dies vaig rebre a la bústia de casa meva el butlletí municipal de Calafell d’aquest mes...

...Hi ha persones que m’han confirmat que els donen excuses per no passar-les en directe (a la ràdio), són aquelles catalogades per l’equip de govern com a gent conflictiva, és a dir, sense pèls a la llengua.

També vam demanar la reducció del rebut de l’IBI però la resposta va ser rotunda: NO! A data d’avui encara no em puc treure del cap la postura que va prendre tot l’equip de govern en negar-se a donar facilitats de pagament; al marge de la reducció dels impostos o taxes, van dir que no a donar opcions als veïns per poder complir amb les seves obligacions tributàries!

Miro i miro i només trobo publicitat de l’equip de govern, i en especial del sr. alcalde. Realment, qualsevol persona que miri el butlletí de fora del nostre municipi pensarà que aquí es viu molt bé gràcies a les “innovadores” idees de l’alcalde: acollim la majoria de versions Indoor dels veterans del Barça amb tots els equips possibles que existeixen; incorporem la ruta d’”Al-mansur”, com a patrimoni de Calafell… Però malauradament, la realitat no és aquesta. Mentre l’equip de govern està pagant favors polítics a preus desorbitats, hi ha moltes empreses que es veuen obligades a tancar per la crisi que no surten al butlletí. El nostre municipi pateix un atur desmesurat; la inseguretat ciutadana s’ha incrementat fins al punt d’arribar a l’agressió física; la ciutadania ve al Ple a demanar ajudes socials perquè està desesperada (recordem que l’equip de govern només dedica un 4.58% del pressupost a les regidories de benestar social, treball, joventut, ensenyament i salut -inclòs el sou dels treballadors d’aquestes regidories!); hi ha carrers que fa mesos que els veïns no veuen que es netegin i un llarg etcètera."


¿Qué les parece?  Habla de un alcalde que hace suya la radio y no permite que allí vaya cualquiera a hablar. Habla de un alcalde que sube impuestos. Habla de un alcalde que nada más que tiene publicidad y fotos suyas en el patufet (boletín municipal). Habla de un alcalde que paga favores políticos, que coloca a sus amiguetes y gente del partido, habla de gente que va al pleno a pedir ayuda, habla de un equipo de gobierno que dedica una miseria a políticas sociales y de empresas que cierran pero no aparecen en el patufet. Terrible, menudo panorama.

Y ahora, la traca ¿saben quién lo escribió? Pues lo firmó en mayo de 2010 "Joan Olivella i Ricart - Portaveu del grup municipal de CIU a Calafell". Lo tituló igual que mi entrada, "la miopia de l'alcalde de Calafell". ¡Auxilio, Socorro!


Ya ven, el mismo alcalde bajo cuyo mandato se ha subido el IBI un 10% por el decretazo pepero y que, en 2013, pudiéndolo bajar lo ha mantenido, con lo que la presión fiscal de Calafell es de las más altas de España. Han tenido que fraccionarlo porque los ciudadanos estaban dejando de pagar el recibo de IBI dado que es brutal y no lo pueden asumir, algunos ni a plazos. El mismo alcalde que ahora tiene la radio como su chiringuito, sin un director con ideas libres, manejada por el señor Quin Sidral que es el reflejo de Eloi Roca -la voz de su amo-. El mismo alcalde bajo cuyo mandato se quería retirar la policía de las dependencias de Segur, el mismo alcalde que vivió la primera manifestación corporativa de la policía en las puertas del ayuntamiento con amenaza de huelga, el mismo alcalde bajo cuyo mandato vemos cómo las empresas siguen cerrando y eso sigue sin aparecer en el "butlletí", como el paro sigue desbocado y aún es mayor que en 2010 y este alcalde nos quiere colar el Calafell Crea como el otro nos colaba el futbol indoor. El mismo alcalde, señoras y señores, que está haciendo bueno a Jordi Sánchez, que hizo muchas cosas malas pero también, bajo su mandato se hicieron muchas de buenas. Olivella hace más bien pocas cosas, pero verán como la excusa de que no hay dinero, cuando llegue la precampaña electoral, desaparece. Entonces habrá dinero para todo, para muchas cosas.

La diferencia es que yo lo cuento desde la perspectiva de un ciudadano. Del lado del que lo sufre y no del lado de un demagogo cuya aspiración no es solucionar los problemas sino ocupar la silla municipal. Yo no aspiro a quitarle el puesto, aspiro a que algún día tengamos un alcalde que no sea uno de estos que ya llevan demasiado chupando del bote, arrastrándose y peleándose entre ellos para seguir viviendo de la gran teta municipal.


¿Cual es el problema real? Pues que todavía quedan aquellos que no tienen criterio. Si estas palabras las dice su candidato, son buenas. Si las dice el de otro partido son malas. Lo cierto es que estas mentiras y falsas promesas son tan malas si las dice Jorgito, que Juanito que Jaimito.

En las películas de los hermanos Marx todo el tiempo se sucedía una tontería absurda tras otra, pero teníamos un final feliz. 

En las películas de Calafell, tras el fin viene el principio y vuelta a empezar. Porque seguimos con  todos los problemas que uno critica al otro pero ninguno de ellos soluciona cuando le toca gobernar.