miércoles, 24 de julio de 2013

Un grafitero de Segur podría ir a la cárcel por una pintada sexista


(Diari de Tarragona - JM Baselga)

El Ayuntamiento de Calafell ha denunciado a un grafitero de la localidad que el 23 de junio realizó una pintada que el Consistorio considera que atenta contra los derechos fundamentales de la persona e incita a la discriminación sexual.


El grafitero Yemas, uno de los más activos de Calafell, pintó en la estación de Segur que «todas las mujeres son putas». Como adelantó el Diari, asociaciones de vecinos plantearon denunciar al grafitero por violencia de género en su pintada.

Pero ahora la acción la encabeza el Ayuntamiento. El alcalde Joan Olivella (CiU) señaló que «hace tiempo que vamos contra los grafitis, pero ahora el responsable de la pintada ha puesto la gota que ha desbordado el vaso».

FOTO DE LA PINTADA SEXISTA DEL "YEMAS"


Es mayor de edad

La denuncia contra Yemas, un mayor de edad de Calafell, va más allá de la vulneración de la ordenanza de convivencia ciudadana por daños al mobiliario urbano, con hasta 1.500 euros de multa. De prosperar la denuncia por incitación a la discriminación y contra un colectivo, la pena puede ser de entre 1 y 3 años de prisión y multa de 6 a 12 meses.

El Ayuntamiento de Calafell logró las imágenes de las cámaras de seguridad de la estación de Segur en la que se ve a un individuo realizar la pintada sexista, aunque al estar cubierto por una capucha no se le identifica.

El Consistorio ha puesto a disposición del juez fotos de pintadas firmadas por Yemas. Letrados consultados por el Diari, señalan con esa pintada la Fiscalía podría actuar de oficio. De prosperar la denuncia podría realizarse una prueba caligráfica de las pintadas para determinar al autor del grafiti injurioso.

La Policía Local ya pilló in fraganti a Yemas en otra ocasión pintando en mobiliario urbano. El joven ya ha recibido diversas sanciones por infringir la ordenanza de convivencia. Pero mientras hasta ahora ha cometido faltas contra la convivencia, la pintada de la estación de Renfe ya puede rozar lo penal.


Acusación particular

El Ayuntamiento comparecerá como acusación particular. «No podemos tolerar mensajes de este tipo xenófobos o sexistas», señaló Olivella. La Policía Local de Calafell ya dispone de un catálogo de grafitis del municipio para determinar quienes son los responsables de más pintadas de cara a sumar daños ante una denuncia.

El Ayuntamiento ha detectado en 2013 un incremento de actos incívicos (189) respecto al pasado año 2012 (208).