sábado, 10 de agosto de 2013

Queremos que las 'yayas' vayan a la playa

Es una de las frases que coreaban los asistentes a la manifestación, la tercera de este verano, que reclama la construcción del paso soterrado en Segur de Calafell, en la calle Pisuerga, que comunique el lado mar y el lado montaña.



Comercios y vecinos lo dicen. Se ha notado el cierre de la vía sin dar una opción de paso. Las personas mayores y aquellas que tienen algún impedimento, no pueden caminar un kilómetro (o más) para cruzar la vía y así poder ir a la playa, que al fín y al cabo, es de lo poco que pueden disfrutar de atractivo aquí. Hoy comentaban que se les ha terminado, a muchas personas mayores, el bajar a la playa mañana y tarde, ir al paseo marítimo a dar una vuelta, porque ya no pueden cruzar la vía.


La reclamación de los pasos soterrados es una promesa de todos los alcaldes en los últimos 25 años. Pero este último, Olivella, se comprometió a que el paso seria una realidad en 2012, tal vez esperando que la profecía de los mayas fuera cierta y el mundo se acabara antes de que le pidieran explicaciones. Hace meses dijo que encabezaría las manifestaciones e incluso a ésta se le ha invitado a venir, expresamente, pero se debe haber pasado de frenada, de tan rápido como venía, porque no se le ha visto el pelo.

Los vecinos pidieron cortar la vía, pero no se recibió el permiso así que el corte de la C31 fue completo durante media hora. Según el cálculo hecho en calle Baixador serían entre 350 y 400 los manifestantes.

No me enrollo más, que es mucho más entretenido ver los dos vídeos. Uno con imágenes de los vecinos durante el recorrido y otro con la lectura del manifiesto. Y si quieren ver fotos, las tienen en este álbum de facebook.