sábado, 28 de septiembre de 2013

El patufet ¿por qué tenemos que pagar por este bodrio?

En tiempos de Sánchez ya caían críticas porque nos metían en el buzón de casa un patufet con pretendida información municipal. Todo era propaganda ya que, si hacíamos caso a lo que publicaban, esto era el País de las Maravillas. El mismo Olivella criticaba con estas palabras el patufet "Miro i miro i només trobo publicitat de l’equip de govern, i en especial del sr. alcalde. Realment, qualsevol persona que miri el butlletí de fora del nostre municipi pensarà que aquí es viu molt bé gràcies a les “innovadores” idees de l’alcalde" 

Y ¿qué hace Olivella cuando le toca a él?. Pues empeorar el bodrio. Ahora aparece fotografiado en algunos patufets hasta en 25 ocasiones. Si el patufet de Sánchez era infumable, éste es un bodrio sin paliativos. Ahora ya no utilizan a profesionales para hacerlo, utilizan a niñ@s enchufados y a algún jubilado para ilustrar y crear semejante esperpento. Así va todo, que el patufet es un bodrio o pasan cosas como la última de Calafell Radio, como decía un político de la oposición "nos hemos quedado sin poderlo bajar (el pleno) de la Radio a la carta que se ha cargado Ángel Solé. Resulta que los que lo llevaban antes, el equipo de gobierno dijo que no valían y que lo harían más barato. Pues bien, ahí está... todo estropeado y no funciona. Ahora paga a expertos para que lo arreglen (lo ha dicho Quim en el pleno). ¡Menudos manazas!"

Y, mirando el último patufet, veo una publicación que es "de nota". De esas que se le saltan a uno las lágrimas de risa, si no fuera porque pagar a todo el personal que trabaja en comunicaciones nos cuesta 8.000 euros al mes, contando el sueldo del regidor.

Groucho hizo una magnífica entrada explicando que en Calafell una ocupación del 83% es una miseria y además, está por debajo de la media. ¿cómo alegrarse de semejantes migajas?. Sólo tenemos 1580 plazas hoteleras frente a, por ejemplo, las más de 40.000 de Salou que, además, ha superado ese 83% de ocupación hotelera de Calafell. Pero no se trata de que insistan en su error estos panolis. Se trata de que, además, para ilustrar la ocupación hotelera de Calafell han puesto una foto que es para mearse de risa.

Todos los turistas que aparecen en la terraza del hotel... 

¡¡¡ son de Calafell !!!

 

Son familias del Esbart y personas conocidas de Calafell. La fotografía la hizo el yayo jubilado que factura.

La historia de la foto: las personas que hay sentadas en la terraza del hotel Solimar, son padres de las niñas de L'Esbart. Están Manel Romero y su esposa, Lluís Tetas, Núria Rovira, Judith Sastre, etc. En el hotel Solimar había un grupo de ballets rusos alojados, que participaban en un concurso internacional. Bailaron por la Festa Major de la Mare de Deu del Carme y los del Esbart fueron convidados a bailar al hotel -con sus familias- y allí estaban todos los padres sentados en la terraza cuando apareció el fotógrafo jubilado y... vaya, que se ha lucido el Targa con la foto y se ha lucido el listo que la ha metido para ilustrar el infame patufet.

No informan de problemas reales, sólo se hacen propaganda. Y, por lo visto, mal. Tan mal que no saben ni ilustrarla convenientemente.

¿tenemos que seguir pagando por este bodrio?