martes, 29 de octubre de 2013

Skaters de Calafell reclaman instalaciones en condiciones


Aficionados al skate de El Vendrell y Calafell lamentan las dificultades que tienen para practicar su deporte. En la capital del Baix Penedès carecen de un skate park donde poder practicar y en Calafell denuncian el mal estado del que tienen junto al pabellón. En Calafell pueden intentar hablar con la nueva regidora de deportes... si es que algún día hay suerte y no está haciendo su trabajo de abogada (en el edificio de correos o en juicios por Vendrell y Tarragona) y por las tardes no se va a hacer gimnasia al Vilarenc, y se digna a aparecer por la regiduría para algo más que para firmar documentos (todo, por 2000 eurazos largos al mes).



No es mezclar churras con merinas. Es que tenemos una regiduría maldita, la de deportes. El regidor de 2007 a 2011, Núñez (ADMC), no aparecía por allí casi ningún día; el siguiente, Iglesias (PP) entre 2011 y 2013 estaba cerca, pero en el bar todo el día, llegando a ser recriminado por más de un vecino, montando reuniones en el bar, poniéndose hasta el culo de cubatas y pasando la factura para que la pagara Calafell (o sea, Usted y yo). Y Maite González, pues ni una cosa ni ota, no va y punto. A final de mes le cae un sueldo adicional que nunca viene mal. Y a los actos no va a todos, públicamente ha dicho que son un coñazo.

Los skaters pueden ser multados si practican por la calle. Llevan mucho tiempo reclamando en Calafell unas instalaciones en condiciones, no el recinto que hay junto al Teatre Auditori que, según parece, no está en condiciones.