sábado, 16 de noviembre de 2013

Calafell, el municipio de la provincia que más aporta a grupos políticos.


El Tribunal de Cuentas ha alertado de que existen en España 17 partidos políticos que, pese a que se nutren de subvenciones públicas, se hallan en situación de quiebra técnica. En el último ejercicio fiscalizado por el órgano, el de 2011, esas formaciones muestran un patrimonio neto negativo. Encabezan la lista Convergència i Unió e Izquierda Unida, con un agujero patrimonial de 21,3 millones y 14, respectivamente, incluidos sus asociados...


La financiación de los partidos políticos es bien heterogénea y diversa, desde las donaciones a las cuotas de afiliados, pasando por las subvenciones públicas. Dentro de esas aportaciones de la administración, el Tribunal de Cuentas ha fiscalizado el dinero que los Ayuntamientos, la Diputació de Tarragona y los Consells Comarcals han destinado a las organizaciones políticas. En 2011, último ejercicio contabilizado, se dieron 820.690 euros en total (contando sólo los diez ayuntamientos más importantes de la provincia y seis Consells Comarcals) a los partidos políticos, una cifra que se ha ido reduciendo en los últimos años pero que creció en la pasada década, incluso durante el periodo de crisis.

4,67 euros por habitante

Calafell es, con diferencia, el municipio de la provincia que más aportaciones hizo a los partidos políticos, con 4,67 euros por habitante en 2011, sólo ligeramente por debajo del dato registrado en 2009 (4,76 euros). En segundo puesto en los tres años analizados aparece Valls, con 2,68 euros, por delante de Reus (1,75 euros) o El Vendrell (1,70). Tarragona es la ciudad, de entre las diez más importantes de la demarcación, que menos dinero al funcionamiento de los partidos políticos da por habitante, con un saldo de 0,38 euros. En términos absolutos, Reus es con diferencia la ciudad de la provincia que más aporta, más del triple que Tarragona.