miércoles, 13 de noviembre de 2013

El Calafell que nunca sale en el patufet municipal

(leer más comentarios en facebook)

FAMILIA BUSCANDO COMIDA EN CONTENEDORES DEL CAPRABO, AYER

Texto extraído del facebook de Jordi Alvarez

Como en 20 minutos estaré en mi celda laboral, mis buenos días de hoy los dedico para hablar del paisaje social que estamos viviendo en nuestro día a día, ya hace tiempo (seguramente los observadores sociales coincidiréis conmigo) que en Calafell y Segur, el número de familias llenando garrafas de agua en las fuentes es habitual y va en aumento.

Recogen agua por necesidad... la mayoría no han podido hacer frente al pago del recibo y la compañía suministradora se la ha cortado sin sonrojo ni vergüenza... lo mismo debe pasar con la luz y el gas, la diferencia es que su impacto se hace más invisible, si hubiera fuentes de luz y gas, veríamos el mismo efecto.

La familia que vi ayer....de mediana edad con hij@s adolescentes.... la del domingo eran personas mayores.


Ese mismo escenario, se ve con los alimentos, los viernes en el mercadillo.... cuando los tenderistas de fruta acaban su jornada y recogen su parada.... ves a alguna decena de vecin@s recogiendo lo sobrante... lo que han tirado y no van a poder vender.




El paisaje del empobrecimiento no está en otro país, lo tenemos aquí, es el paisaje desolado que nos dejan los sinvergüenzas que se enriquecen o nos recortan, es el paisaje sin horizonte, es el desierto cuando a la dificultad de sobrevivir le sumas el robo descarado de derechos y bienestar, es el empobrecimiento que cada vez llega a más hogares.... Ya no está localizado sólo en los contenedores del Eroski o de las grandes superficies, ahora es capaz de llama sin avisar a todas las puertas.


Esa vulnerabilidad no ha venido sola, ha llegado en forma de estafa... estafa que ha agudizado los extremos sociales....empobreciendo a la mayoría y enriqueciendo a esa minoría que nos han declarado la guerra y que dirige económicamente nuestras vidas.


En esta situación no sirven más modelos que la acción, ya no sirven las excusas de que este o aquel problema no es competencia nuestra. El Ayuntamiento tiene que actuar y actuar como barrera contra la desigualdad y la exclusión.

Así lo tienen que entender quienes gobiernan Calafell.


La línea roja de actuación en Calafell tiene que estar clara, tiene que ser la que impida que esta situación avance, tiene que ser la de fortalecer la actuación de los servicios sociales, tiene que ser la de impedir que las compañías suministradoras de agua, luz y gas, corten el suministro, ¡¡¡SE LES TIENE QUE IMPEDIR!!!, se tiene que evitar que los números y sus cuentas lleven a esas empresas al salvajismo y a la falta de sensibilidad.


Los suministradores, tienen que implicarse en mitigar el impacto de la crisis y en abrir vías de solución a esa pobreza energética.

La atención a las personas, la lucha contra la pobreza y la exclusión también se evita garantizado los servicios básicos y el Ayuntamiento tiene el deber moral y político de garantizarlos, sinceramente creo q se puede hacer más.... mucho más!!


Bon dia...