lunes, 25 de noviembre de 2013

El TSJC obliga al ayuntamiento de Calafell a pagar 4 años de diferencias retributivas a un trabajador


¿Recuerdan a este caballero de la foto? Es Xavier Gil. El pasado 4 de noviembre publicamos esta entrada en la que el ayuntamiento era obligado por la justicia a readmitirle, mediante una cautelar con apercibimiento de multas coercitivas por hacer caso omiso al requerimiento de readmisión emitido por la jueza. Ese día se cerraban 11 meses que este trabajador pasó en el paro por un despido arbitrario por parte de Olga Elvira, en 2012. Pero la historia viene de mucho más atrás que 2012. Francisco Javier Gil estaba desempeñando funciones de Técnico de Telecomunicaciones del Área de  Comercio e Innovación Tecnológica. Sin embargo, tanto su categoría como su retribución eran impropias de las funciones que desempeñaba, ya que constaba como auxiliar administrativo y cobraba como tal. Un sueldo a todas luces inferior a la labor que llevaba a cabo. Fue contratado en 2001 como asesor informático para la introducción de  datos. Pero debido a necesidades departamentales de informática, desempeñó tareas propias de técnico, con lo que su sueldo de 1.100 euros distaba mucho del que percibe un técnico de categoría A2 o B.


Inicialmente solicitó que se le reconociera la categoría y sueldo acorde a las funciones que desempeñaba, dado que firmaba documentos, tomaba decisiones, aceptaba responsabilidades y, en resumen, le hacían trabajar como técnico de telecomunicaciones.

El regidor de entonces, Carlos Rión, no hizo caso de estas reclamaciones pero tampoco se pronunció en contra. Sencillamente, no le hizo caso, aunque existen documentos, presentados al tribunal, en los que Gil firma como técnico del área, junto con el regidor. 

Nuevamente, con el cambio de gobierno, Gil volvió a recordar a la nueva regidora, Olga Elvira, su situación y que buscasen una solución. A diferencia de Rión, Olga Elvira, tomó otras decisiones mucho peores, que la justicia se ha encargado de confirmar que eran arbitrarias y erróneas: le citó un día en un bar para tratar un tema laboral de forma oficial, algo impropio, mientras el trabajador estaba de vacaciones, y le comunicó allí que lo despedía después de navidades de 2012 con un lacónico "después de navidades te vas a la calle". Y así lo hizo puesto que ya había tramitado la amortización de plaza del empleado antes de que él lo supiera, con lo que en lugar de ver aceptada su petición de que le reconocieran el trabajo que hacía, se encontró con un despido y de patitas en la calle.

Lo más grave es que hubo una primera sentencia a favor del trabajador, de un juzgado de Tarragona, que ahora ha ratificado el TSJC, pero el ayuntamiento, con el trabajador ya despedido, decidió que recurrían y que no estaban dispuestos a abonarle la diferencia.


Tal como publicó este blog, mientras este contencioso se resolvía, el trabajador acudió a la justicia por su despido y ésta obligó cautelarmente al ayuntamiento a readmitirlo. Tras 11 meses de incertidumbre y estar en el paro, Gil fue readmitido el pasado 4 de noviembre pero lejos de sus anteriores funciones en comercio. Le enviaron a la biblioteca de Segur.

Ahora, finalmente, el TSJC (Tribunal Superior de Justicia de Catalunya) ha emitido la siguiente sentencia, contra la que no cabe recurso, en la que condena al ayuntamiento a pagar al trabajador la diferencia retributiva desde 2009 hasta 2012.

Como verán a continuación, la sentencia es muy clara, destacando que resulta de difícil o imposible admisión que el ayuntamiento ignorara la existencia de esa situación así como manifestar que se vino beneficiando de ella, ya que se ahorraba la diferencia de sueldo y tenía a un técnico por el precio de un auxiliar.


Diferentes políticos, de ámbitos tan diferentes como PP o ICV, han manifestado su coincidente opinión al respecto, tanto frente al despido (Barquier, PP) como respecto a la vulneración de sus derechos (Jordi Alvarez, ICV).







El ayuntamiento de Calafell, obligado por la justicia a readmitir a un trabajador despedido en 2012

El presidente comarcal del PP apoya la readmisión del trabajador despedido por Olga Elvira

El juez da la razón a un trabajador del ayuntamiento, despedido hace unos días