viernes, 8 de noviembre de 2013

Un agente de la policía local se querellará contra el ayuntamiento de Calafell

Para que se pongan en situació, primero lean lo siguiente:


El agente fue acusado de robo por el ayuntamiento de Calafell y, además, la noticia se filtró a prensa, nadie "sabe cómo", de manera que corrió como la pólvora por todo Calafell.

El agente fue expedientado y se tomaron otras medidas, como apartarlo del servicio.

Esta misma semana, los servicios jurídicos del ayuntamiento han recibido la respuesta de la juez del juzgado nº 6 de El Vendrell a este caso que fue publicado en el Diari de Tarragona el 25 de enero de este año. ARCHIVO Y SOBRESEIMIENTO DEL JUICIO DE FALTAS.


El agente, tras hablar con su abogado, procederá ahora a querellarse contra el ayuntamiento de Calafell por los daños morales y por todo el daño que se le ha causado.


Según explica, no sólo es el hecho de que un tema interno apareciese en medios de comunicación explicando que sería acusado de robo y sería suspendido, es también que sus hijas hayan recibido comentarios muy duros al haber trascendido esa acusación y el nombre del agente. Es también el hecho de que el ayuntamiento le suspendió durante 6 meses de empleo y que el mismo ayuntamiento decidió que, de su sueldo, le fueran retirados todos los pluses y complementos, por lo que, ante la perspectiva de no poder pagar su vivienda con el consiguiente riesgo de embargo, el agente se vió obligado a pedir un préstamo personal para poder cubrir esos seis meses de hipoteca y conservar la vivienda.



Esta es la segunda vez en menos de una semana que publicamos una noticia en que el ayuntamiento de Calafell recibe un varapalo judicial. El caso anterior fue el publicado el pasado lunes, de un trabajador despedido por Olga Elvira y al que la justicia obligó a readmitir bajo el apercibimiento de multas coercitivas porque el ayuntamiento no hacía caso a la resolución judicial.