miércoles, 26 de marzo de 2014

SOY POLICÍA, ¡TE VAS A CAGAR!

   Estoy hasta los cojones, llega un punto en el que ya te hacen perder los papeles y siento tener que expresarme en estos términos, pero ya está bien.

   En este pueblo, básicamente en nuestro núcleo de Segur, en más de cincuenta años hemos tenido una convivencia bastante llevadera por lo que respecta a los agentes de la policía municipal, los de toda la vida, haciendo uso del sentido común y siendo conscientes de quien les paga el sueldo y de que aparte de agentes, son ciudadanos y vecinos de todos nosotros, siempre se han portado como personas, sabiendo el puesto que ocupan, pero con mano izquierda para capear muchas situaciones comprometidas, ahora bien, cuando ya damos con algunos de los que se transforman en cuanto se ponen el uniforme y se creen por encima del bien y del mal y al contrario de los primeros, se creen que su sueldo cae del cielo, por cierto, como algunos funcionarios, cometen un grave error, porque si ellos se creen con el poder absoluto, nosotros como ciudadanos y paganos, también tenemos derechos, entre ellos el de protestar y expresar nuestra libre opinión, que no es otra que "algunos no se merecen ni el aire que respiran", me refiero a esas actuaciones prepotentes, chulescas y carentes de toda lógica. En el caso que expone mi pareja, pude observar que aparte de esa prepotencia que les confiere el uniforme, son unos cobardes, incapaces de hacer frente a situaciones que al parecer les sobrepasan. 



En este caso, el vecino afectado que les increpó llamándoles (no lo voy a nombrar porque suena feo, pero mencionaba a algún familiar) y diciéndoles que lo que tenían que hacer es ir a por los chorizos y no tocar tanto los cojones a un negocio que bastante tenía con sobrevivir, se dieron la vuelta como el que oye llover, ellos saben de quien hablamos. No sólo se abstuvieron de hacer frente a la situación, si no que a mi pareja que hacía fotos mientras yo intentaba razonar con uno de ellos, no se atrevieron a decirle a la cara que si se publicaban las fotos que estaba haciendo la iban a denunciar, sino que se lo dijeron a una tercera persona. 

Pues bien, por recomendación legal, a pesar de que no se les ve la cara, aquí está la foto, a vosotros os digo, agentes, os elimino la imagen de la cara y si encontráis un resquicio legal, denunciar, mi nombre es: Josep Torrents i Andreu  y si sois tan omnipotentes con uniforme, cuando queráis tenemos una charla sin uniforme, porque yo podría disfrazarme de superman pero no me apetece, y ahora os dejo con el comentario de mi pareja:

"A veces tengo la sensación de vivir en un continuo " déjà vu" y que me van a hacer cantar el "cara al sol" en cualquier momento. No me refiero a mi afición a la serie "Cuéntame" ( que bien podría ser), me refiero a la actuación de algún que otro agente de la policía municipal de Calafell, que encajaría más como proxeneta en un burdel que vistiendo el uniforme.

Después de la polémica creada por los famosos "papelitos de advertencia" a los vehículos estacionados encima de la acera en la Avda. España, frente al bar Sport, que ya han pasado a ser multas de 200€, pasó lo siguiente:

El lunes 24, entre las 10 y 11 de la mañana, dos "agentes" uniformados se explayaban sancionando a los vehículos estacionados en el tramo conflictivo. Pero no sólo eso, los clientes salieron del bar a sacar sus vehículos y aún así, los efectivos los multaron con una actitud prepotente y sin atender a razones. Mientras sucedían los hechos, mi pareja (websegur) hablaba con uno de los agentes y yo hacía algunas fotos. Uno de los agentes me vió hacer las fotos y no me dijo nada directamente, pero a un vecino sí, textualmente sus palabras fueron: "dile a la señora, que si publica las fotos, la denuncio".
¡Qué valienteeeee, qué derroche de poder!


Pero yo me pregunto...cuando uno hace bien su trabajo, lo que quiere es que se vea y que todo el mundo sepa de su eficiencia ¿no? Mucho miedo tiene que tener para ir amenazando.

La época franquista ya pasó hace años y señor agente, el uniforme que usted lleva, no es más que eso, un uniforme, que al igual que su sueldo, pagamos todos y no significa que cuando se lo pone se convierta usted en omnipotente; su trabajo es velar por la seguridad ciudadana, no amenazar al ciudadano. Con la de chorizos, camellos, maltratadores y más trabajo que hay por hacer, multar a trabajadores que estacionan sobre la acera, sin entorpecer el paso ni a vehículos ni a peatones, mientras almuerzan y dan a ganar un euro al propietario del bar, con la que está cayendo y siendo usted del pueblo de hace muchos años, es sencillamente, VERGONZOSO.

Mire, ni es ésto " el principe" ni es usted José Coronado, como mucho Torrente, el brazo tonto de la ley.

Pues bien, aquí está la foto con la que usted  amenaza con denunciarme
¿Tiene usted bastantes...argumentos, o le faltan?

(Quiero dejar claro que en ningún momento he generalizado, que, por suerte, no todos son iguales)"

Alícia Hurtado

Publicación en facebook de hoy mismo:




   Mañana le va a tocar a otro regidor que si hoy no responde lo voy a tener que meter en el grupo del Sr. Clavero.

¡¡¡YA ESTAMOS HARTOS!!!