sábado, 10 de mayo de 2014

Quejas por las obras en verano en el paseo de Calafell


Esto no es la primera vez que ocurre. Pero cuando Olivella estaba en CIU criticaba que se hubiesen hecho algunas obras que afectaron a los comercios, como las de la C31 en 2008, en Segur, que duraron meses dada la envergadura de la obra, pero que en verano ya se pudo utilizar.

No sólo eso, también Olivella dijo que el gobierno anterior debería haber indemnizado a los comerciantes de la zona por las molestias y las pérdidas que hubiesen podido tener por las obras. Sin embargo, la C31 estuvo lista justo para el inicio del verano, como se puede ver en esta foto del 1 de julio de 2008. Ahora se comprueba que aquello que dijo no lo sentía, tan sólo era populismo barato para ganar votos porque los comercios de Calafell, según explican aquí, han tenido un bajón en la facturación del 60% ¿y ahora qué? ¿les va a indemnizar él?.

Estamos con lo de siempre, hacen pocas obras pero luego cuando llega la temporada, da la impresión de que quieren hacer ver a los visitantes que aquí el ayuntamiento trabaja mucho cuando la impresión de los residentes es que llevan 3 años de vacaciones y ahora se van a volver locos a ver si son capaces de hacer en un año lo que no han hecho en 3.

El verano pasado, por ejemplo, nos encontramos con la plaza Pau Casals (Segur) cerrada y las obras paradas, en julio. El aparcamiento del hotel Segur en obras y por lo tanto nadie podía aparcar en plena temporada estival, la calle Carme Desvalls levantada también por unas obras que impedían el paso de vehículos hacia la playa; en Calafell, con aquella nueva estación de bombeo, más de dos años con la calle Mossèn Jaume Soler hecha un caos. En casi todas estas obras, podían haber esperado a septiembre o bien haberlas iniciado antes.

Aquí vivimos al revés que en las ciudades. En ellas, en julio baja la actividad y en agosto se quedan semidesiertas. En Calafell, como localidad turística, es todo lo contrario; en verano es cuando más movilidad se necesita y menos problemas hay que generar ni a los comercios ni a los clientes. Reproduzco el texto de un comerciante de Segur, que es quien ha puesto las fotos del paseo de Calafell tal como está ahora de desastrado:
Es indignante, los restaurantes del final del paseo marítimo de Calafell tienen este espacio para que lleguen los clientes, les han bajado las facturaciones más de un 60% y encima pasan los técnicos del ayuntamiento pidiendo paciencia. ¿¿¿¿¿¿¿ Paciencia ??????
La hostelería lleva todo el año esperando estos 4 meses para poder subsistir y encima les piden paciencia, yo a veces creo que los que mandan no viven en este pueblo.