viernes, 23 de enero de 2015

Servei Català de Trànsit ¿quién vigila al vigilante?

Ver comentarios


El pasado día 14 de este mes, recogimos en Correos de Segur de Calafell (con 4 meses de retraso por su inoperancia) una notificación de una multa por una infracción de tráfico que no habíamos cometido: exceso de velocidad.



El periplo que llevamos se mueve entre lo surrealista y el humor absurdo. Así que cuando, el pasado lunes se confirmaron las sospechas de que el SCT (servei Català de Trànsit) nos había enviado una absurda y surrealista multa por exceso de velocidad de nuestro coche, ya que estaba sobre una plataforma de una grúa, decidí pedir ayuda a los medios de comunicación (prensa, radio y televisión) y denunciar públicamente el caso. 


Ante todo, gracias, porque la respuesta ha sido formidable y las cadenas nacionales españolas y la tv catalana se han portado de maravilla. Los medios de prensa y radio, lo mismo. El trato que nos han dispensado ha sido excelente.

Pero, quede claro, no es por los 100 euros de multa (que no pienso pagar y si insisten pleitearemos). Es por el carácter reivindicativo contra los abusos y errores de la administración por lo que decidimos hacer público esto y, a ver, que de una vez no vuelva a suceder que multen a un coche porque va sobre una grúa. No sirve la explicación de que el radar no detectó la matrícula de Andorra de la grúa ya que en l' Espluga de Francolí "pillaron" a una furgoneta sobre una grúa con matrícula española y también le endosaron 100 euros de multa al propietario del vehículo remolcado. 

¿Quién vigila a los que nos vigilan? ¿quién es responsable de que el ciudadano se vea en una clara indefensión y tenga que demostrar que no ha infringido ninguna norma? ¿eres culpable hasta que no demuestres lo contrario? 


Aquí os dejo un pequeño resumen en dos vídeos, de dos cadenas de televisión (de las 7 que nos han atendido), donde se explica el tiempo y dinero perdido, las gestiones que tienes que realizar y todo, repito, no es por los 100 euros. Simplemente para intentar que los (ir)responsables de todo esto solucionen semejante esperpento de una vez y no le vuelva a suceder a nadie más.

Ya no escribo en el blog por falta de tiempo, debido a otras prioridades, pero que los reyes magos tuvieran que pagar ticket para entrar en el Port de Segur, que Correos siga funcionando como una oficina tercermundista bananera en Segur y que el SCT "por nuestra seguridad" haya estado a punto de soplarnos 100 euros, es algo que nos afecta a todos. Y eso sí que aún me motiva, de tanto en tanto, a mover los recursos que tengo a mano y a escribir alguna entrada.

En clave de humor, sí, pero reivindicando y poniendo en evidencia las carencias de la administración.

Saludos y hasta la próxima vez que disponga de tiempo y motivación para volver a "liarla parda".