martes, 3 de febrero de 2015

La pluma y la espada


No sé si los lectores del blog recordarán la denuncia que hicimos a través de los medios de comunicación, por una multa que el SCT (Servei Català de Trànsit) nos puso cuando nuestro coche iba averiado sobre una grúa.

El día 19 de enero fuimos a por la fotografía de una multa imposible. El día 20 empezamos a salir, durante toda la semana, en los medios de comunicación de todo el país y millones de personas vieron lo surrealista que puede ser un sistema que funciona tan bien que te multa y te quieren sacar los cuartos aunque no tengas la culpa (vaya, que eres culpable hasta que no demuestres lo contrario). Decidimos hacerlo público con la intención de que Trànsit pusiera remedio a esto porque no éramos los primeros a los que les ocurría algo tan absurdo.



Hoy hemos recibido un comunicado, fechado con salida el  23 de enero, en que anulan "el procediment per una incorrecta transcripció de la placa de matrícula del vehicle infractor". Suena a eufemismo, porque transcribir la placa, la transcribieron de coña, El procedimiento para "soplarnos" 100 euros, funcionó estupendamente. Si no hubiésemos recordado las fechas viendo que era imposible que el coche pudiese circular porque estaba averiado y luego nos hubiésemos tomado las molestias de ir a pedir la fotografía y después acudir a los medios de comunicación, y en lugar de eso hubiésemos optado por pagar y callar, pues "ajo y agua".

Esto lo escribo porque a veces me han dicho que es más poderosa la pluma que la espada. Siempre he dicho que la pluma es más poderosa con la espada. En 48 horas anularon la multa, sin tener que andar detrás de ellos preguntando "qué hay de lo mío" como nos dijeron. ¿Presión mediática? no sé...

Acudir a los medios no fue para evitar pagar 100 euros, ya que no íbamos a pagar de ninguna manera. Fue para que en Trànsit pongan soluciones para que esto no le vuelva a ocurrir a nadie más. Tal vez los medios de comunicación le pidan a Trànsit explicaciones sobre las soluciones que adopten porque, como digo, no somos los primeros a los que les han hecho una foto-radar con el coche sobre la grúa y les han multado, les han dicho "paga o pego" y hemos tenido que ir a demostrar que ellos metieron la pata hasta el fondo pero sí que espero que hayamos sido los últimos.

Quiero agradecer a todos los periodistas de prensa, radio y televisión el magnífico trato que nos han dado y también les haré saber cómo se ha resuelto esto, ya que así me lo pidieron.