martes, 1 de septiembre de 2015

Polémica en las redes por un tuit pidiendo boicot a comercios de Calafell


Ver comentarios


Todo esto viene porque hubo un acto en las dependencias de la calle Sant Pere al que asistió Xavi G. Albiol, que tiene una postura radical contra los inmigrantes (que no comparto) y al que se acusa de xenófobo. Hubo una minimanifestación en la puerta, con todo el derecho del mundo, cada cual es libre de manifestar su opinión. Hasta ahí todo bien.

El 30 de agosto el PP de Calafell publicaba en su página de facebook lo siguiente:


Pues bien, semejante publicación ha tenido una difusión en tuiter en la que no solo el sector españolista ha criticado semejante barbaridad. También desde el lado independentista se ha pedido no caer en semejante comportamiento fascistoide.

Y es que el tuit pide boicot a algunas personas que asistieron al acto y tienen negocios en Calafell.


Albiol es racista y fascista. Pues como es racista yo propongo que se haga boicot a algunos comercios que han ido a verle.

Lo del boicot al cava catalán es otra cosa, eso era un ataque a Cataluña. Pero pedir boicot para comerciantes de Calafell no, ¿eso es hacer patria y no ser fascista? jugar con empresas y trabajadores (a los que les da igual una cosa que otra) ¿no es fascismo?

Si explico quién es esta que publica esos tuiters y pido el boicot a su trabajo ¿sería fascista? sí. No lo pediría por manifestarse en la calle, que está en su derecho. Simplemente por querer hundir a los demás porque sus ideas no son las mismas. Eso es fascismo en estado puro.

El resultado fue este:




La cagada ya no tiene marcha atrás, se ha difundido por el tuiter de toda España aunque @marietacalafell ha bloqueado sus tuits, cambiado la imagen pero el pantallazo fue capturado por cientos de personas.


Dice @marietacalafell "Escric el q em passa pel cap. no demano ni vull q es pensi igual q jo, cada persona té els seus lliures pensaments". 

Y a la hora de la verdad, señala con el dedo a personas de Calafell y pide que se boicotee su negocio por asistir a un acto en dependencias municipales.

Habrá quien defienda esto. Yo no. 

Hace unos años a un miembro de ERC le dejaron anónimos amenazantes en su casa, con una estelada quemada. Repugnante. Esto, peor, porque se juega con el pan de trabajadores y sus familias.

Bravo marieta