martes, 6 de octubre de 2015

Poco cachondeo en el pleno

ver comentarios


Se quejaban los divergentes de que no había plenos ordinarios. Ya los han tenido, dos. Y también se quejan. Será porque en el segundo ha habido sorpresa.

Hace poco les expliqué que ahora ya se pueden escuchar los ruegos y preguntas del público por la radio. Eso no le gusta a políticos como Jacob Balaguer, que oposición no hace, pero espectáculo sí (ayer no se cayó de la silla de milagro). Tampoco quiso Olivella que salieran por radio las preguntas del público. Ni tampoco su antecesor, Sánchez.



¿por qué? Pues porque ahora se entera mucha gente de que cuando un vecino va cabreado y habla de algo que parece un puticlub, al político de turno no se le ocurre otra cosa que olvidarse que es político y debe guardar las formas. No puedes decirle a un vecino que habla de que sospecha que algo es un puticlub que, seguramente, será porque él también ha ido. "si vostè diu això, és perquè vostè també ha anat per allà".

Y el riesgo de que caiga un chaparrón le puede pasar a cualquier político, pero han sido estos que gobiernan ahora los que han decidido que se oiga todo, pase lo que pase. Por eso el blog aplaude esa decisión. Y si no les gusta a los que no querían que se enterase nadie de los que pasaba en los plenos, pues ajo y agua.

Vídeo y entrada original en WEBSEGUR