viernes, 20 de noviembre de 2015

Los alcaldes de Sitges hasta el Vendrell, se reunirán en Calafell para pedir soluciones a la C31-C32

Ver comentarios

 


Los alcaldes del Pacte de Berà, el dia 29 de noviembre cortarán la N340 en Arbós. Entre ellos el alcalde de Calafell. No es la primera vez que corta una carretera pero sí la primera que lo hace como alcalde. Llega un punto en que cuando se terminan los recursos y no hay resultados y, por ejemplo, en las Terres de l' Ebre, hacen un corte y obtienen respuesta y algún tipo de solución, algunos de los alcaldes del Pacte de Berà y los alcaldes de Sitges hasta Vendrell (y Bellvei) harán lo mismo y convocan a la ciudadanía a dar soporte al corte de la N340 con su presencia.

Lo que se pretende es que los camiones que pasan por la N340, pasen por la autopista AP7 de forma obligatoria, ya que la A7 (vía gratuita alternativa) aún no está construída. Lo que piden también es que se haga gratuita definitvamente la AP7 por ese mismo motivo. Hay que sustituir la N340 por la A7, ya que la N340 registra altos índices de siniestralidad y tiene muchos puntos negros con muchas vidas perdidas en accidentes que se podrían evitar reduciendo así la siniestralidad. Mientras no se construya la la A7 piden la gratuidad de la AP7 en la zona.

Pero también se está gestando otro pacto entre alcaldes del Pacto de Berà y más alcaldes: "Alcaldes de la C32". Esta semana se reunieron en Vilanova los 'alcaldes de  Sitges, Vilanova, Cubelles, Cunit, Vendrell, Calafell y Bellvei y están estudiando hacer un pacto similar al de Berà para trabajar conjuntamente pero con la C32. Han salido propuestas interesantes pero primero, para tener la máxima información y colaboración ciudadana, quieren hablar con diferentes colectivos. El primero de ellos será la Coordinadora de Calafell, entidad que aglutina a asociaciones vecinales y partidos políticos y que en el pasado recogió más de 8.000 firmas pidiendo la gratuidad y las entregó en el Parlament. Se reunirán con ella todos los alcaldes para escuchar lo que tenga que decir. La reunión tendrá lugar el próximo 14 de diciembre a las 18:30 en el Ayuntamiento de Calafell.

De momento no contemplan la movilización pero no se descarta que, si no hay resultados, se tenga que hacer como medida de presión. Ahora mismo, lo que piden es que se hagan inversiones en el territorio. Hay una población de unos 100.000 habitantes en la comarca del Baix Penedès y lo que tienen que pensar es en mejorar infraestructuras y peajes. Los peajes encarecen el transporte, perjudican a los empresarios y también reducen las posibilidades a efectos de visitas turísticas. El turismo de segunda residencia se ha reducido en los últimos años, con una sintomatología clara: en Julio se puede aparcar bien en el paseo de Segur porque hay menos presencia de turismo con segunda residencia. Tiene relación con el coste de la autopista, sin duda.

Todo ello, más detalladamente, lo pueden escuchar en la entrevista que se ha ofrecido hoy en Calafell Ràdio, en el vídeo que encabeza este artículo.