jueves, 31 de marzo de 2016

El despliegue de fibra óptica en Calafell, pendiente de la CNMC

El Ayuntamiento de Calafell ha empezado a presionar a los operadores de telecomunicaciones para que solucionen ya los problemas que sufre el municipio en este ámbito. Básicamente, dificultades con la cobertura móvil y con el acceso a la telefonía básica y en internet, a importantes sectores, que se agravan en épocas de crecimiento demográfico puntual, como la temporada turística.

Ya ha habido una entrevista con Movistar, que es el operador dominante en el mercado y con más infraestructura en el territorio. Próximamente, el Ayuntamiento convocará también a Vodafone y Orange, sin descartar operadores más minoritarios que puedan ofrecer soluciones. "Sabemos que los operadores se mueven por sus intereses comerciales y que incluso supeditan siempre que pueden dar el servicio universal básico, pero nosotros insistiremos y insistiremos, sin arrugarnos en ningún momento", dijo el alcalde de Calafell, Ramon Ferré.

En la reunión con Movistar, el operador ha confirmado que tiene planificado el despliegue de la red de fibra óptica en Calafell. De hecho, lo tenía previsto para el primer semestre de este año, pero lo tiene paralizado porque está pendiente de la regulación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que obliga Movistar alquilar su infraestructura a otros operadores. Según este operador, tal situación se desbloqueará cuando la CNMC establezca definitivamente el precio y las condiciones de la cesión.

Una vez resuelta esta cuestión, que no tiene fecha, el despliegue comenzaría lo antes posible. Movistar calcula unos tres meses de obras y alcanzar entre el 90 y el 95% de la población. En la reunión, Movistar y Ayuntamiento acordaron que, llegado el momento, se consensuará un plan de desarrollo para minimizar el impacto de la instalación.

Movistar informó también que no hace mantenimiento ni inversión sobre la actual red de cobre, y tampoco da nuevo servicio basado en esta red, ya que debe ser sustituida por la fibra óptica. El Ayuntamiento ha exigido que la fibra llegue donde no llega ahora la red de cobre, para no perpetuar el problema de los usuarios que no pueden tener teléfono fijo y, en consecuencia, tampoco ADSL. Movistar se ha comprometido.

La situación de la telefonía móvil 

"Pero no olvidemos que la telefonía móvil es otro problema serio para los vecinos, comerciantes y empresarios de Calafell, por no hablar de los visitantes, cuando somos un municipio turístico", dice el presidente de la comisión municipal de Transparencia y Participación, José Manuel Tejedor. El Ayuntamiento ha apretado también a Movistar, como lo hará con los otros operadores, para que mejoren la cobertura.

En este sentido, Movistar ha informado de que, antes del verano, actualizará a la tecnología 4G sus antenas en el término municipal de Calafell. Además, el operador ha planteado la necesidad de instalar nuevas antenas para mejorar la cobertura y el Ayuntamiento se ha ofrecido a utilizar edificios municipales para simplificar el proceso.


Fuente: Calafell.cat