domingo, 13 de marzo de 2016

Evitar un nuevo caso Plana

http://www.elpuntavui.cat/territori/article/13-serveis/949225-una-historia-de-llums-i-ombres.html

En el último pleno, se ratificó el decreto de suspensión del expediente de contratación del servicio de mantenimiento del alumbrado público de Calafell. 

¿por qué? para evitar pillarse los dedos teniendo que pagar más tarde indemnizaciones millonarias. La contratación ha sido impugnada por una de las empresas que se presentaron a concurso y fue excluida. Esta contratación fue aprobada por unanimidad en diciembre del año pasado, en un pleno municipal extraordinario. 

Ahora, deberá resolver la reclamación el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público. Mientras tanto, el ayuntamiento ha suspendido la adjudicación del servicio para evitar un nuevo caso Plana, que supuso una indemnización millonaria a la empresa que impugnó el concurso del transporte urbano de Calafell, hace unos años.

2014 - TV3


La cagada de Plana viene de una adjudicación hecha en 2002. Lo mismo sucede con el tanatorio que el anterior gobierno quería construir aunque no parece que fuera rentable, que también está en en Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público. Y está ahí para evitar, junto al asunto del alumbrado público, nuevos "casos Plana" que puedan costar dinero al municipio, por unas adjudicaciones mal hechas, como ocurrió en aquella ocasión. La adjudicación de Plana con CiU en el gobierno de Calafell, provocó que el ayuntamiento tuviera que indemnizar a la empresa Plana con 1'5 millones de euros.
 

Pasado el tiempo, y ya en el mandato anterior, gobernando CIU, con un decreto de Rajoy salió a la luz este tema de proveedores y el ayuntamiento pidió un préstamo al estado de 6 millones de euros, en el que se tuvo que incluir una partida económica para pagar a Plana. La cagada fue de otros, pero le tocó pagar a Calafell.

Es probable que no haya ningún problema con la adjudicación y solo hay que esperar la resolución del tribunal, pero cuando los políticos se equivocan, ellos no pagan los platos rotos, los pagan los ciudadanos de Calafell. 

Aquí tienen la sentencia de aquel caso.