martes, 3 de mayo de 2016

Calafell aprueba reclamar a la Generalitat los 2,83 millones de euros que le debe al municipio

http://delcamp.cat/baixpenedesdiari/noticia/445/calafell-acorda-reclamar-el-deute-pendent-daltres-administracions


Pero, a diferencia de lo que defendían ayer CIU y compañía, la Generalitat no paga porque no quiere. O mejor dicho, porque se ha gastado en putas lo que tendría que gastar en los catalanes (en todos, no sólo en unos cuantos). Y perdonen las putas, hablo en sentido figurado.

Para empezar, la nota de prensa del ayuntamiento la pueden leer en este enlace. Ahora les explico por qué digo que los que ayer parecían más bien políticos del Parlament que no políticos municipales, defendiendo a la pobreta Generalitat (que Espanya ens roba), me dieron bastante pena al ver que les preocupa más la política catalana que la municipal ¿para qué se metieron a regidores de un ayuntamiento?

La Generalitat debe 2,83 millones a Calafell. Y como a Calafell, a muchos más ayuntamientos. De hecho, ha multiplicado por cien, en los dos últimos años, su deuda con los ayuntamientos. Un pasote. Pero es culpa de Madritt. Seguro. ¿Seguro?

La Generalitat le debe a Calafell casi 3 millones, pero a los ayuntamientos catalanes les debe 633.000.000, una burrada. Y dice que no tiene dinero para pagarles. Y esto lo defendían ayer todos los regidores municipales que tienen partido en el gobierno catalán (CIU, ERC y CUP). ¿Saben lo que dicen?

El Gobierno catalán ha gastado ya cientos de millones de euros, si se suman las partidas dedicadas directamente al referéndum, a la acción exterior para dar a conocer el “conflicto catalán” en el mundo, al mantenimiento de las polémicas embajadas, a subvenciones relacionadas con la identidad catalana (La Vanguardia y otros medios), al Museo del Born (un macroproyecto estrictamente barcelonés). Se podría hablar de unos 500 millones de euros en estos dos últimos años. Pero la realidad podría disparar la cifra hasta más del 10% del presupuesto”. Y el presupuesto del Gobierno catalán supera los 30.000 millones anuales, lo cual da una idea de las cifras de vértigo que se manejan.

Y la publicidad...... esto es lo más ridículo. No hay pasta para servicios sociales ni pagar ayuntamientos pero sí para publicidad. Desde las elecciones del 25 de noviembre de 2012, Cataluña tuvo que funcionar con sus presupuestos prorrogados, pero Artur Mas pudo aprobar sus primeros presupuestos con el apoyo de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). El resto de los partidos los rechazaron. Para algunos de los partidos opositores, lo que se aprobó fue un mecanismo que está dirigido exclusivamente a la creación de estructuras de Estado y de campaña proindependencia. Para el Gobierno, son “los presupuestos más sociales de la última década, los que tienen un mayor porcentaje de gasto destinado a ayudar a los ciudadanos y las familias”.

Uno de los puntos más conflictivos, entonces, fue la inclusión de una partida en Vicepresidencia de 5.075.000 euros para consultas populares. Esta partida, ampliable a 15 millones, hizo que el PP llevase los presupuestos al Consejo de Garantías Estatutarias (CGE) y retrasase su aprobación por el Parlamento. El CGE dio, finalmente, el visto bueno a la partida.

Las subvenciones es algo más acojonante todavía. “Hay ayudas de 65 millones de euros a las entidades que apoyan el Pacte pel Dret a decidir”. Ese organismo engloba a más de una cincuentena de las entidades más representativas de la sociedad catalana, incluyendo a los agentes sociales y a las patronales, excepción hecha de la gran patronal Fomento del Trabajo.

UGT y CCOO recibieron 2,8 y 2,3 millones respectivamente. USO apenas sobrepasó los 575.000 euros y la patronal Cecot se sitúa en 661.000 euros, mientras que Unió de Pagesos, el sindicato agrario, se benefició de casi 410.000 euros. Quien se lleva la palma de las subvenciones identitarias, no obstante, es Òmnium Cultural, que pasa por ser la entidad cívica con más peso de Cataluña: casi 3,2 millones de euros desde 2011. El Consejo Nacional de la Juventud, integrante, asimismo, del Pacto por el Derecho a Decidir, se llevó en el mismo periodo más de 890.000 euros, mientras que el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (Conca) recibió 20,6 millones. La Plataforma por la Lengua y el colectivo L’Esbarzer recibieron, asimismo, 934.800 euros en este periodo, mientras que un organismo parecido, el Ciemen, se conformó con 179.000 euros. Los populares destacan también como partidas importantes los más de 13 millones de euros de la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (Ufec), los 10,7 millones del Institut d’Estudis Catalans (IEC) y los 753.000 euros de la Asociación de Publicaciones Periódicas en Catalán (APPC). El PP confeccionó un listado con subvenciones del año 2013 “con un motivo muy definido, claramente vinculado al soberanismo”. Esas partidas se sitúan en torno a los 300.000 euros.

Y con las delegaciones y embajadas hay un gasto de de 35 millones de euros destinados a mantener la red de delegaciones y embajadas en el exterior. El presupuesto de Diplocat, la organización que se encarga de esa red, también se duplicó, y pasó en 2014 de 1,3 a 2,6 millones de euros. Y sigue en alza hoy. Lo que se denominan ‘embajadas’ son en realidad oficinas de representación y existen las de Cataluña como existen las de Madrid, Asturias o La Rioja. Son mecanismos que tienen los gobiernos autonómicos para desarrollar políticas y estrategias exteriores, captar inversiones, etcétera”

A esos 200 millones largos desgranados hasta aquí, hay mucho más que añadir: un Parlamento con 135 diputados, cuando otras comunidades como Andalucía, con un millón más de habitantes, tiene 109 diputados Y hay que sumar 212 organismos autónomos públicos, si contamos agencias, consorcios o entes autónomos. Y 40 consells comarcals, una superestructura en la que enterramos cada año 600 millones de euros y que sirven exclusivamente para repartir dinero a los amiguetes, puesto que todos ellos están (y/o han estado) controlados por CiU y ERC. Para el Centro de Seguridad de la Información (Cesicat), el organismo que debía desarrollar el CNI catalán, el presupuesto se ha multiplicado por cinco y según el proyecto que había sobre la mesa, pensaban llegar a 30 millones anuales.

¿saben cuanto cuesta la estructura fiscal que está montando silenciosamente el Gobierno autonómico para encararse en su momento al fisco español?. De momento en la estructura trabajan ya decenas de personas que suponen un desembolso importante para el erario. Pero esta política de gasto se mantiene en absoluto secreto para no dar argumentos a la oposición... ni a la ciudadanía. Suspenso en transparencia.


Y ahora que gracias a la CUP, ya no gobierna Lord Farquad sino Andreu Buenafuente (o sea, que gobierna CDC igualmente, los campeones de los recortes sociales, culturales y sanitarios apoyados por un supuesto partido anticapitalista) ¿cómo está todo?




Puigdemont ya ha invertido en campañas publicitarias en lo que va de año 16 millones de euros. Es una cantidad muy elevada que se acerca a los 16,9 millones que su antecesor, Artur Mas, destinó a propaganda gubernamental en todo 2015. "Puigdemoment", para 2016, va a dar un total de 7,5 millones de euros a la prensa afín (a su prensa, los que le hacen la rosca) en este 2016. De esto, Puigdemont sabe un rato porque él mismo, recibió de la Generalitat miles de euros en subvenciones para los medios que él mismo creó.

La Generalitat firmó en 2015 un Convenio marco por el que estableció que entre los años 2015 y 2016 invertiría 36,3 millones de euros en publicidad institucional. Mas ya usó 16,9 millones de ese presupuesto, por lo que a Puigdemont le quedan 19,4 millones.

Un dinero que se está gastando a marchas forzadas. El 8 de abril de este año, Presidència aprobó una campaña de publicidad genérica por importe de 5,89 millones. El mismo día, decidió hacer una ampliación por valor de otros 4,72 millones. Y muy pocos días después, el 13 de abril, se acordó otra partida de 3,99 millones.

¿Tienen ustedes una calculadora a mano? porque yo ya me he perdido con los millones y más millones de euros. Pero la Generalitat dice que no puede afrontar los 633 millones que debe a los ayuntamientos porque Madrid no paga. Y los regidores de Calafell dicen que "ai pobrets, que tenen raó" como explicaron ayer en el pleno municipal y luego la regidora Montserrat López (CIU) ratificó en declaraciones a Calafell Ràdio.

España está gobernada por una charcutería alternativa, de los chorizos del PSOE pasamos a los del PP, otra vez a los del PSOE y ahora otra vez al los del PP. Robo a gran escala. Es cierto que la balanza fiscal entre Cataluña y España está clara, Cataluña recibe menos de lo que aporta. Pero de ahí a que La Gene venga a decirnos que no tienen dinero para pagar sus deudas con los ayuntamientos por culpa de España..... Si no se lo gastaran en putas, lo tendrían.

Por eso, señores regidores calafellenses que defienden a la "pobra Generalitat", no nos engañen. Ustedes ya saben lo que hay. Otra cosa es que no les interese explicar la verdad en un pleno municipal. Y eso cuando antes les habían presentado un informe en el que quedaba claro que el gobierno central no tiene ninguna deuda con el ayuntamiento de Calafell, si no también se le reclamaría. La Generalitat no paga y le echa las culpas al gobierno español. Ahora que se ha sabido la barbaridad que deben, dicen que este año 2016 pagarán.

Pero tranquilos. Que los peajes y los billetes de tren no nos los van a bajar. Caixaluña, cada día más cerca de ser una realidad. Y el dinero que nos deben, para las putas.