miércoles, 7 de junio de 2017

Se "recupera" una zona del puerto para actividades náuticas aunque los patines de vela seguirán en la playa



Calafell 'recupera' 3.000 metros cuadrados del Puerto para hacer una zona de actividades náuticas

En el pleno del lunes se aprobó el contrato con Port Segur-Calafell SA para arrendar 3.000 metros cuadrados del Puerto de Segur actualmente en desuso para hacer una zona de actividades náuticas. La intención municipal es que este espacio sea una base para las entidades y actividades deportivas relacionadas con el mar que existen en Calafell y que preste servicios como el de una escuela de vela.

El Ayuntamiento, una vez ocupe este espacio, sacará a subasta la gestión y explotación la zona de actividades náuticas, con un canon que deberá cubrir el alquiler que pagará el Ayuntamiento. En la zona podrá hacerse un edificio de servicios aprovechando la edificabilidad existente en este lugar. Podrá tener hasta 500 metros cuadrados y podrá acoger alguna actividad de restauración, a parte de las propias para el funcionamiento de una base náutica. No hay intención de hacerlo a corto plazo, al menos por parte del Ayuntamiento.

En todo caso, el Ayuntamiento replanteará en un futuro plan especial la situación de varios espacios del Puerto que están desaprovechados y de qué forma pueden rentabilizarse. El objetivo final es dinamizar el Puerto para que deje de ser un desierto de hormigón y se convierta en un foco económico de primer nivel para Calafell. También está en marcha la creación de un Centre Cívic en los próximos meses.

Según explicó en el pleno el alcalde, la idea es que "se creen también colaboraciones entre las entidades deportivas náuticas de Calafell, lo que fomentará la convivencia y las sinergias entre ellas". Añadió que "se podrán concentrar actividades náuticas que ahora ocupan espacios en la playa, que a veces causan problemas de convivencia con los bañistas. Serán prácticamente todas, excepto el patín catalán, un tipo de embarcación que, por sus características sólo puede estar en la arena ".

Este acuerdo fue aprobado con 12 votos a favor (PSC, PP, UAM, ERC y concejal no adscrito), siete abstenciones (CiU y Ciutadans) y dos en contra (CUP).


Mientras tanto, los patines de vela podrán seguir varados en la playa de Calafell porque la base náutica acogerá la escuela de vela y otras actividades, así como los amarres de embarcaciones de formación y lúdicos. Pero permitirá que los patines sigan varados sobre la arena ya que ese tipo de barcas están diseñadas precisamente para llegar a la arena.

La presencia de embarcaderos de patines sobre la arena en la zona de Mas Mel provocó enfrentamientos el pasado año entre bañistas y aficionados a navegar en estas barcas, que tenían una base sobre la playa. 

La característica del patín es que esté en la playa ya que no puede quedar amarrado en el mar ni acceder por una rampa de cemento  ya que dañaría sus palas, según explicaron en el pleno.

Ahora deberá estudiarse cuántos espacios y dónde se permitiría habilitar zonas para el varado de patines.  
 
El año pasado la entidad Patí Català Calafell , que promociona este tipo de navegación a vela y que incluso planteó llevarla a las escuelas, ya señaló la dificultad que supondría llevar estas barcas al puerto, aunque los bañistas dicen que el espacio que ocupan las barcas recortan espacio de playa.

Sobre la creación de la base náutica ahora se abrirá una licitación para que se presenten empresas interesadas en gestionar toda la actividad náutica que hay en el municipio e impulsar la práctica entre los vecinos y los escolares.