sábado, 2 de septiembre de 2017

El acto vandálico de la mezquita de Cunit no fue por motivos islamófobos

La mezquita de de Cunit fue objeto de un acto vandálico descubierto en la mañana de ayer, al darse cuenta de que alguien derramó gran cantidad de aceite de motor en el interior. 

Los Mossos recibieron el aviso de uno de los responsables del centro que descubrió el aceite al abrir el local.


Unos desconocidos habían vertido aceite de motor en el interior del local que se utiliza como centro de reunión y para el rezo del colectivo musulmán de Cunit.

Varias dotaciones de bomberos tuvieron que acudir al local para limpiar el vertido ya que a pesar de no ser altamente inflamable, en caso de prender sí que resulta muy difícil apagarlo. No se encontraron elementos que puedan indicar que se haya intentado prender fuego.



Se ha abierto una investigación policial aunque no se ha presentado denuncia. Los autores del ataque forzaron nada ya que la ventana del local se había quedado abierta y tiraron el aceite por esa ventana. Los vecinos están intranquilos porque el centro está en los bajos de un edificio y temen que se puedan repetir los ataques. Diari de Tarragona ha publicado que tras los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils, se había denunciado que «personas extrañas» merodeaban en torno a esa mezquita de Cunit. Ahora se abrirá una investigación sobre el suceso.






Tras las primeras investigaciones, se ve que no se trata de un acto islamófobo sino que tras la acción es muy posible que haya un conflicto interno entre dos sectores de la comunidad musulmana de Cunit. El vertido se produjo coincidiendo con la Fiesta del Cordero.

Hasta el lugar se desplazaron tres dotaciones de los Bomberos de la Generalitat, que limpiaron el aceite, y una dotación de los Mossos y efectivos de la Policía Local de Cunit.