martes, 12 de septiembre de 2017

Ya se han instalado luces led en 2.300 farolas del municipio

El Ayuntamiento de Calafell ya ha instalado luces led a 2.300 farolas del municipio. Son casi la mitad de los 5.200 puntos de luz que debían renovarse en una primera fase, como ya explicamos en abril de este año; con esta tecnología de bajo coste, que conllevará un importante ahorro de consumo, estimado en unos 420.000 euros anuales.

La semana pasada se estaban sustituyendo las luces de los barrios de L'Estany y Mas Mel. Previamente, se habían cambiado los de las urbanizaciones Mas Romeu y Bellamar, los del barrio de la calle Rodríguez Pita y de buena parte del núcleo de Segur. La próxima semana comenzará la sustitución en el núcleo de la Playa. Después vendrán el resto de núcleos, urbanizaciones y barrios, hasta llegar a la totalidad del municipio.

Además, se sustituirán otros 1.234 puntos de luz más. Pero en estos casos se renovarán también báculos y cableados con una obsolescencia importantísima o un gran deterioro: es el caso, por ejemplo de Las Brisas, en Segur de Dalt, donde prácticamente se va a hacer un alumbrado nuevo.

En total, pues, serán 6.434 las farolas equipados con led. El resto de luces, hasta el total de 9.000 que existen en el municipio, no habrá que sustituirlos, ya que son relativamente nuevos, ya ofrecen un buen ahorro energético y están en buen estado de conservación.


PASEO MARITIMO CON ALUMBRADO LED YA INSTALADO


VENTAJAS DE LUCES LED

Mínimo coste de mantenimiento. Las luminarias LED tienen el doble de vida operativa entre 4 y 5 veces mayor que una lámpara de sodio

Mejor reproducción cromática. La luz blanca de las luminarias LED aporta brillo sin penalizar el consumo.

Robustez mecánica. Las luminarias en estado sólido carecen de filamentos, cebadores o balastos.

La iluminación LED posee una serie de ventajas que la convierten en la fuente de luz ideal para un espectro cada vez mayor de aplicaciones, gracias a su fiabilidad técnica, bajo mantenimiento y facilidad de encendido.

La razón fundamental del cambio consiste en la eficiencia luminosa de estas lámparas, que permite convertir cada vatio en una cantidad que varía entre 130 y 170 lumens, mayor luminosidad vs menor consumo.