jueves, 28 de diciembre de 2017

EL PASEO MARITIMO DE SEGUR SERA UN BOULEVARD PEATONAL

La propuesta llevaba años en "el cajón" y se ha recuperado ahora tras un estudio previo.

Entre las calles Rin y Duero, es decir desde la esquina de Basars Ricart hasta la calle que limita con Cunit, el Paseo Marítimo se cerrará al tráfico y la zona será completamente peatonal. La calle Rin accede directamente a la entrada de vehículos del aparcamiento del puerto.



La propuesta parte tras el anuncio de la Generalitat de invertir 1,3 millones de euros en la c31 de Cunit este mismo año. Se hará allí un carril bici, rotondas y zonas de arbolado.

En Segur, el alcalde dijo que la C31 es de reciente construcción y pidió que la inversión se destine a otras zonas que dependen de la Generalitat; lo que se pretende es convertir una zona del paseo en peatonal, solucionando así varios problemas
  • carril bici de libre acceso todo el año
  • terrazas (que ahora no se pueden instalar)
  • zonas de ocio en el puerto
  • aparcamiento
  • amplia zona peatonal con pérgolas, bancos y zonas de deporte
  • acceso peatonal al próximo Centre Civic del puerto y la biblioteca.
Esto implica que desaparezcan unas 300 plazas de aparcamiento que se verán sustituídas porque son compensadas por el amplio parking del Port de Segur (que dispone de plazas tanto al aire libre como cubiertas, éstas ya están construídas desde 2005). También, en la zona del puerto que da a Calafell, se construiría un aparcamiento de 250 plazas, con lo que se cubre de sobra la reducción de plazas en el tramo que pasaría a ser peatonal (esto debe negociarse con Costas, que tiene ese tramo de playa categorizada como Urbana.



No habrá conflicto con los amarristas ya que el puerto dispone de dos zonas bien diferenciadas, una de acceso a todos los vehículos y otra restringida (se accede con tarjeta de amarrista) que está vallada, y es de acceso exclusivo a los pantalanes y al aparcamiento junto a Capitanía, como se puede ver en el plano:




Es decir, se hará lo mismo que en Calafell: las calles perpendiculares al paseo no permitirán el acceso al mismo excepto a residentes con plaza de aparcamiento, para lo cual se instalarán pilonas móviles. Se evita así que un vehículo tenga que recorrer todo el paseo peatronal, accediendo a su plaza particular desde la esquina de la calle.

El paseo es "zona 30" ahora mismo, por lo que no hace falta modificar la señalización vial. Vía Pública hizo un estudio previo de vados y solo hay 7 rebajes con vados entre la calle Rin y la calle Duero por lo que la afectación será mínima. La mayoría de edificios tienen el acceso al garaje particular en las calles perpendiculares. Se acreditarán a los vehículos con un sistema para evitar picarescas.

Para los transportistas se habilitará al final de cada calle perpendicular un espacio "CiD" (Càrrega i Descàrrega) de 30 minutos máximo, como en Calafell Playa. Así se evita la presencia de camiones en medio de una zona peatonal y el transportista tendrá que llevar el carrito un máximo de 50 metros para hacer el reparto (la mayoría de negocios son bares y restaurantes). Habrá aparcamientos para bicicletas, nuevo arbolado transversal y señalización vial vertical en los accesos.

Para ir hasta Cunit, se dispone de la calle Lluís Companys que al final, enlaza con la calle Duero, por lo que la circulación no se vería afectada en ningún momento.



La Generalitat, lo que quería hacer, era cambiar la C31 a su paso por Segur, con otra inversión de 1,3 millones de euros pero el ayuntamiento ha alegado que es una construcción prácticamente nueva (de 2009) y que ya dispone de semáforos peatonales de pulsador y 4 semáforos más entre las dos entradas hacia la Avenida España (este y oeste) y 2 rotondas que sirven para reducir la velocidad de entrada (una en la entrada por Cunit y la otra en la Avda Francia -la rotonda de las gasolineras-) y entre ambas rotondas la velocidad está limitada a 50Kms/h, por lo que han pedido que la inversión de 1,3 millones se traslade a esta otra zona del paseo, que se complementará con el nuevo plan de aceras de Segur Playa, previsto para 2018 (arreglarán las cales de Segur Playa), y así cambiará la fisonomía de un tramo del paseo casi vacío fuera de temporada pero con grandes aglomeraciones de gente en semana santa y temporada alta. 

A parte de los 1,3 millones de euros, el ayuntamiento aportaría 368.037€ para mejoras urbanas. Sin contar con la iluminación nueva, el plan de aceras, que ya están en otras partidas presupuestarias.

El proyecto que, por ahora, es una propuesta conceptual a falta del visto bueno de la Generalitat y Costas, cuya propuesta ya se ha publicado en los anuncios del BOPT, está en fase de redacción y deberá ser votada en sesión plenaria, pasando también por período de exposición pública y licitación de obras. Así que, como pronto, para 2019 empezarían los trabajos de reordenación del paseo.


Si la propuesta ofrece resultados satisfactorios (básicamente, se trata de tener un paseo del tipo que tiene Calafell, restringido al tráfico y priorizando a los peatones y ciclistas), no se descarta ampliarla.

El ayuntamiento de Calafell someterá a un proceso de participación ciudadana el proyecto, recogiendo propuestas de todos los vecinos, sean residentes o no.