sábado, 28 de julio de 2018

Manifiesto de los trabajadores de la Xarxa Santa Tecla


Este es el manifiesto de los trabajadores de Primaria de la Xarxa Santa Tecla. 

Desde el 8 de junio, el personal de los centros de Santa Tecla, entre ellos Calafell y Segur de Calafell, realiza un paro de protesta cada viernes a las 12am. 

En Calafell, el Ayuntamiento está intentando mediar en el conflicto laboral en los centros sanitarios del municipio y ha reclamado a la Generalitat que ponga más médicos para poner el ratio de pacientes de forma equilibrada ya que ahora es deficitario. El objetivo de la mediación es evitar que quede perjudicada la atención a los usuarios de los CAP de Calafell y de Segur, pero también ir al fondo de la cuestión, que es la falta de recursos humanos para garantizar esa ratio de pacientes / médico.

Ya han contactado con la dirección Fundació Santa Tecla, que gestiona los dos centros de atención primaria públicos que hay en el municipio, y con el comité de empresa de esta red sanitaria. Se ha concretado una próxima reunión entre las partes. Pero, además, se reclamará a la Generalitat que aporte más recursos sanitarios al municipio y se prevén iniciativas parlamentarias. Estas ya se están gestionando para llevar el tema al Parlament de Catalunya para que se solucionen las carencias. En una frase "LA GENERALITAT NO PONE LOS RECURSOS NECESARIOS"

Este conflicto afecta a varios centros sanitarios gestionados por Santa Tecla, pero es a los de Calafell y de Segur donde la situación de falta de recursos es más grave. Y ya no es únicamente un problema laboral, sino de servicio deficiente a la ciudadanía del municipio ".

El conflicto laboral tiene su origen en el hecho de que el ratio actual de asistencia es de más de 2.000 pacientes por médico, cuando debería ser de 1.500 como máximo. Esto impide dar una atención adecuada a los usuarios. Pero además, el personal sanitario se ve perjudicado salarialmente porque esta sobrecarga de trabajo hace que no cumplan objetivos y el sueldo les queda mermado. 

Llega el verano, la población se multiplica por 4 y el Departamento de Sanidad pone algún médico de refuerzo, pero resulta insuficiente para que el ratio de pacientes se cumpla. Es más, todavía empeora. Urgencias saturadas, retrasos, listas de espera, personal sanitario haciendo labores administrativas, todo ello acaba por afectar a la atención al paciente, no en calidad, porque los profesionales, como citan en su manifiesto, dan el 150%, pero además no se reconoce económicamente el sobreesfuerzo del personal sanitario.