viernes, 19 de junio de 2020

¿Qué se puede hacer en la "nueva normalidad"?

El gobierno de la Generalitat ha anunciado, este 18 de junio, que a partir del viernes 19 se pone en marcha la llamada "etapa de reanudación". Así, a través de la firma de un decreto por parte del presidente de la Generalitat, ponen fin a la fase 3 y estrenan nuevas medidas.

En todos los casos, el uso de la mascarilla será obligatorio para mayores de 6 años cuando no se puedan mantener la distancia de seguridad. El plan aprobado por el Procicat insiste en las medidas de higiene

Movilidad

Tal y como permitía la fase 3 de la desescalada decretada por el gobierno español, la movilidad está permitida por toda Cataluña. Además, a partir del 21 de junio, día que finaliza el estado de alarma en todo el estado, también se podrá ir a otras comunidades autónomas.

Aforo los establecimientos

El Gobierno no regulará límites de aforos en los espacios al aire libre y cerrados a partir del 25 de junio. A partir de esta fecha, estos espacios deberán garantizar una distancia de seguridad equivalente una superficie de 2,5 metros cuadrados por persona.

Hasta el 25 de junio, sin embargo, los aforos estarán limitados al 50% en los espacios cerrados y el 75% en los espacios al aire libre.

En cuanto a los establecimientos de hostelería y restauración, el Gobierno pide que se fomente la pre-reserva.

Espacios cerrados

En cuanto a los espacios cerrados, se fija la necesidad de sectorizar la zona, con control de acceso y salidas independientes. El número máximo de personas se limita a 1.000, que se puede doblar si hay localidades preasignadas.

La distancia de seguridad se puede rebajar si se hace uso de la mascarilla, se lleva un registro de asistentes o haya preasignación de localidades, y se prevean medidas de circulación de los asistentes que eviten las aglomeraciones en los cruces o puntos de mayor afluencia.

Espacios al aire libre

En los espacios al aire libre, la distancia interpersonal de seguridad puede rebajarse si: se hace uso de mascarilla, se hace un registro de los asistentes o preasignación de localidades y si se regula la circulación para evitar aglomeraciones en los cruces y los puntos de mayor frecuencia.

También se puede reducir la distancia en caso de que s'estableixien espacios sectorizados con control de flujos de acceso y salidas independientes y no permeables entre sí para un máximo de 2.000 personas, que pueden llegar a las 3.000 si son con asientos preasignados.

Reuniones familiares

En cuanto a las reuniones familiares y actividades sociales, la resolución no pone ningún límite concreto de personas pero sí establece una serie de indicaciones. Se podrán hacer de manera preferente con las personas que mantienen un contacto muy habitual, "siempre que no se generen aglomeraciones ni se superen las limitaciones en el aforo que se establezcan" y "siempre que se respeten las normas de protección individual".

Se considera aglomeración cuando no se puede mantener física interpersonal de seguridad.

Congresos y ferias

En congresos, ferias y eventos similares, la resolución establece que se podrán hacer siempre que el número de asistentes se ajuste al aforo del lugar a partir de la superficie de seguridad de 2,5 metros cuadrados por persona. Habrá que llevar un registro de asistentes, promover medidas de circulación, controles de flujos de acceso y salida, y poner a disposición de los asistentes agua y jabón, o geles hidroalcohólicos.

La superficie de seguridad se podrá rebajar si se hace uso de la mascarilla y si se sectoriza el espacio, con control de acceso y de salida independientes, que deben ser de un máximo de 1.000 personas o hasta 2.000 cuando se sitúen en asientos preasignados.

Planes sectoriales

La resolución del Procicat también establece que se deberá aprobar planes sectoriales para una quincena de ámbitos de actividad: universidades, servicios sociales, centros docentes, transportes, establecimientos comerciales, de hostelería y restauración, turismo, locales de ocio nocturno, ocio infantil, ferias y congresos, instalaciones deportivas, equipamientos culturales o fiestas y eventos populares.


Los planes sectoriales ya aprobados durante las fases de la desescalada deberán adaptarse a la nueva situación.

Uso obligatorio de mascarilla

La resolución también fija el uso obligatorio de mascarilla para los ciudadanos mayores de seis años en la vía pública, espacios al aire libre y espacios cerrados abiertos al público siempre que no sea posible mantener una distancia de 1,5 metros con otros personas con las que no se mantiene un contacto cercano muy habitual.

También será obligatorio el uso de mascarilla al transporte público.

En cambio, el uso de mascarilla no será exigible en el caso del ejercicio físico deportivo al aire libre, en supuestos de fuerza mayor o cuando la naturaleza de las actividades de uso de la mascarilla sea incompatible.

Régimen sancionador

La resolución establece que corresponde a los ayuntamientos y la Generalitat la vigilancia, la inspección del control de las medidas, con especial atención al cumplimiento de aquellas destinadas a evitar aglomeraciones y garantizar las distancias de seguridad. En este sentido, se prevé desplegar un régimen sancionador.

Autorresponsabilidad de la ciudadanía

La resolución establece una serie de medidas de protección individual que deberá adoptar la ciudadanía, entre ellas la higiene frecuente de manos, evitar toser directamente al aire, el mantenimiento de grupos de convivencia habituales y el uso de la mascarilla cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad.

También se recomienda dar preferencia a los espacios al aire libre a la hora de hacer actividades, la ventilación correcta de espacios cerrados y la limpieza y desinfección de superficies.

Estas normas también son exigibles a los titulares de empresas o establecimientos de uso público, y ordena que los responsables de actividades garanticen una atención preferente a las personas vulnerables para minimizar el tiempo de estancia en el interior de locales y que faciliten su movilidad en el interior.

También se pide que aquellas personas que tengan síntomas de Covid-19 contacten con el sistema público de salud y seguir las indicaciones de aislamiento.