jueves, 1 de septiembre de 2011

EL PRINCIPIO DE PETER

Cuando era bastante joven me impactó especialmente un libro denominado "El principio de Peter". Éste, junto con "1984" (G Orwell), "El Principe" (Maquiavelo) y "Un Mundo feliz" (A. Huxley) marcaron mi pensamiento y van a impregnar mi colaboración esporádica en este blog. Pero no todo es así. Mi nick (Groucho), indica también mi admiración a Groucho Marx del que he visto casi todas sus películas, el descojone y el gusto por las situaciones absurdas.

Pero, volviendo a "El Principio de Peter", creo que éste está de rabiosa actualidad en nuestro municipio, Calafell.

El Principio de Peter formula que las personas que hacen bien un trabajo o que ostentan correctamente un cargo (por ejemplo un concejal en la oposición) con el tiempo, son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad. Y esto ocurre así, van ascendiendo, hasta que llega un momento en que esta persona deja de hacer bien su trabajo. Porque el hecho de que era bueno en su anterior cargo no implica que tenga que serlo en el nuevo. Y finalmente se vuelve incompetente y ya no asciende más. Por lo tanto, con el tiempo, los puestos y cargos acaban siendo ocupados por incompetentes que ya han alcanzado lo que Peter llama "el nivel de incompetencia". Os invito a clicar sobre el enlace para enteraros en más detalle porque creo que es muy interesante si quereis saber más del tema. Si leeis el libro ya ¡es la hostia!. Una formulación similar hizo Ortega y Gasset cuando, ya en 1910, afirmaba que "Todos los empleados públicos deberían descender a su grado inmediato inferior, porque han sido ascendidos hasta volverse incompetentes".


El caso de Jordi Sánchez, nuestro anterior alcalde, es un claro caso de aplicación de este principio; una persona que fue ascendiendo en la jerarquía política hasta que llegó a ser alcalde y President del Consell Comarcal con lo cual alcanzó su nivel de incompetencia, olvidándose de todo y todos, del diálogo y así lo hemos tenido que sufrir durante 4 largos años. Este es el lado malo. La suerte es que, en la política, tenemos la oportunidad, cada cuatro años, de corregir el error y quitarlo del puesto. Y eso ha pasado, ni más ni menos.


Pero ahí no acaba el tema, no, aquí empieza.
Ahora tenemos un nuevo gobierno municipal que se ha mostrado eficiente en la oposición
(¿seguro que ha sido una oposición?) y por ello ha sido promocionado, por medio del voto de los ciudadanos, al nivel de gobierno. Ciertamente más por deméritos de los que estaban que por méritos propios. Y, bueno, ya han pasado los 100 dias de "cuartelillo" y, aunque sea mi primera entrada en el blog, vamos fuertes y en serio.

La pregunta clave es ¿algún miembro o "miembra" de este nuevo equipo ha alcanzado ya su "nivel de incompetencia de Peter"?

Todo parece indicar que, al menos algunos, SI, y bastante rápidamente. En poco tiempo se han visto una serie de actuaciones que no pueden ser achacadas a la inexperiencia de gobierno. Estos días hemos podido empezar a ver algunas actuaciones de los nuevos cargos del gobierno y hemos visto como alguno(s) de aquellos que, en la oposición, se ¿mostraban? mordaces, hábiles y fustigadores, al llegar al gobierno parece que han alcanzado el nivel de Peter y no son capaces de tirar adelante la gestión municipal. Los que eran buenos en la oposición (¡que también es un decir!) se muestran totalmente incompetentes en el gobierno. Alguno de los nuevos, que no han pasado por el via crucis de la oposición también está dando muestras de la validez del Principio de Peter.

Claro está que dirán que "¡con la que se han encontrado!". Pues claro, ¡qué se esperaban!. Si Jordi Sánchez hubiese sido dialogante, no hubiese endeudado al municipio hasta los límites actuales y hubiese hecho una buena gestión todavía estaría de alcalde (y de hecho le fue de un pelín, no lo olvidemos, no lo olvideis). O sea que, nada de quejarse de lo mal que está la cosa, que gracias a eso estáis ahí y si no seguiríais en el cuarto oscuro de la oposición. O sea, que nada de criticar al Jordi. Agradecedle lo que hizo y como lo hizo, que gracias a eso estais ahí.


Ahora, lo que procede, es intentar hacer bien las cosas. Tengo ganas de ver cómo se las apañarán para poner orden en la Casa Gran, porque me temo que se va a demostrar, va a quedar bien patente, que algunos han llegado al nivel de incompetencia. Y digo "me temo", no "me alegro", porque el pato lo pagaremos todos. Después de ver lo que ha hecho el President Mas y lo que promete el PP en España, temo que se aplique la misma receta pero "a la calafellenca" (que consiste en substituir la vaselina por romesco): Subidas de impuestos, tasas, reducción de servicios, despido de los competentes, contratación o pluses a amigos, pelotas e incompetentes, diagnósticos equivocados y aplicación de soluciones erróneas a falsos problemas.
En muchas zonas de Segur ya estamos viendo algunas de estas "eficaces medidas". En lugar de solucionar el tema del aparcamiento se opta por sacar el talonario de multas, a lo bruto. Otro al que hay que aplicar el Principio de Peter: de médico competente ha pasado a concejal "metemultas" incompetente con la velocidad del rayo.

De momento ya me estoy partiendo de risa de ver la "política de comunicación y participación del ayuntamiento", basada en el boca-oreja, una web que informa tarde y mal, las reuniones verbeneras con el comercio y la falta de participación ciudadana, como hasta hace poco sucedía. Los blogs sin actualizar durante meses hasta que suenan tambores de guerra y luego sólo los usan para autobombo, la web municipal y la comunicación digital desaparecidas en combate, informaciones que llegan tarde y mal, excusas de mal pagador. El tal Roca, ex-director de la radio, era un esperpento, ¡pero al menos había dirección!, que ahora Calafell Radio parece un coche en bajada y punto muerto, por inercia. Sin ánimo de menosprecio a los trabajadores, que hacen lo que pueden y bastante mal lo pasaron ya con el Roca.
Y también espero con impaciencia las propuestas económicas para sanear las arcas municipales. De momento he leido que van a pedir un crédito ICO para pagar proveedores. No hace falta ser premio Nobel de Economía para saber que eso no es más que un parche y malo, muy malo. Es como el que, al no llegar a fin de mes, echa mano de la VISA o paga con un cheque, sin fondos por supuesto. Por cierto, ¿habrán revisado que dichos proveedores hayan hecho realmente el trabajo facturado y al precio correcto para las arcas públicas?.
Espero que haya medidas eficaces que se ataquen a las ineficiencias importantes y los gastos inútiles, personal innecesario, ineficiente, contratas hinchadas y gastos injustificables. Aunque, conociendo el percal, creo que se basarán más bien en astutas medidas del tipo de que los funcionarios vengan cagados y meados de su casa para ahorrar papel higiénico, que las escobas de la limpieza sean reciclables y en otros ahorros de "pa sucat amb oli". Sitios donde ahorrar, haberlos haylos. Sitios de donde sacar más dinero también, a parte del recurso fácil de pedir un crédito, pero para eso hay que saber, y eso ya lo veremos. Como en los tiempos de la "mili", el valor se les supone porque todavía no lo han demostrado. Con la de economistas, arquitectos y abogados que hay en la casa, por cierto creo que los mismos que tan bien asesoraron a Sánchez, nos partiremos de risa, o de pena, viendo las soluciones que aportan y como dicen que lo que ayer era bueno y recibía su bendición, hoy es malo y viceversa. Y, vaticino, necesitarán asesoramiento externo porque el interno está viciado. Vamos a ver si se cumplen mis temores, y una vez más el Principio de Peter es inexorablemente cierto (o no!, ojalá, por el bien de Calafell).

Dicen que las fases de un proyecto, político en este caso, son

1. Optimismo inicial
2. Fase de desorientación
3. Desconcierto generalizado
4. Período de desorden incontrolable
5. Búsqueda implacable de culpables
6. Sálvese el que pueda
7. Castigo ejemplar a los inocentes
8. Recuperación del optimismo perdido
9. Finalización inexplicable del proyecto
10. Condecoraciones y premios a los no participantes

En Calafell, ahora mismo, finalizando la alegre fase estival, estamos en la fase 2 acercándonos a la fase 3. Veremos si seguimos "avanzando" y cuidado con la fase 6 que el Chusep & Cia están agazapados esperando y podría ser que ahí se acabase todo ($$$), porque tenemos un largo historial de transfuguismo y mociones de censura, no sé si récord Guiness, pero en todo caso cercano al record.

Hace poco estábamos al borde del abismo. A ver si ahora damos un paso al frente.