jueves, 6 de octubre de 2011

Sólo a modo de ejemplo


_________________

Hace poco he abierto una instancia para ver si me arreglan un agujero en mi calle (ese que me animó a crear el blog). Es un caso especial porque la calle se la cargaron los camiones de una obra que hacía el ayuntamiento en 2007 en Plaza España. Está en trámite y ya han venido los técnicos a mirarlo. Ninguna queja.

Ahora cuento una historia con cierta moraleja. Hace unos meses me comentaba un amigo, propietario de un restaurante que tenía un agujero de espanto frente al local. Hicimos unas fotos sin decirle nada y lo sacamos en el blog. Salió en facebook, en prensa y en este blog negro, el agujero navegable d' Avinguda Espanya. El regidor que lleva el tema, J. García, me comentaba que lo había visto y -creo- que además el del restaurante había pedido que lo arreglaran. Hablamos del agujerote y el regidor dijo que lo arreglarían.

El agujero se arregló, se dejó como nuevo hace menos de 3 meses. Ya vuelve a estar el bordillo cayéndose a pedazos, empieza a haber alguna baldosa rota y más pronto o más tarde habrá que volverlo a arreglar. Hay que unir civismo y eficacia. El civismo por parte de los que viven aquí y la eficacia por parte del ayuntamiento arreglando las calles poco poco, pero poniendo los medios para que haya aparcamiento y no se tenga que arreglar un agujero una y otra vez, porque siguen aparcando sobre la acera. Las multas no solucionan nada. Comprobado. Simplemente poner soluciones y luego sanciones,como alguien ha escrito antes por aquí.




(NO HE ABIERTO HILO DE COMENTARIOS, ES UN TEMA MUY MANIDO,
SOLO HE QUERIDO DEJAR UN PEQUEÑO EJEMPLO MUY ILUSTRATIVO)