sábado, 3 de diciembre de 2011

La Fuente de Fairy (The End)

Este señor de la izquierda es José Antonio Jiménez. Regidor de Medio Ambiente. Y es de Segur. Que ya es mucho.

No le gusta salir en las fotos (por eso la pongo, para fastidiar) ni tampoco estar en el despacho más tiempo del necesario. Es uno de esos regidores que se mueve, a pie de calle.

En todos los equipos hay de todo. Profesionales muy buenos, buenos, regulares, malos y jotajotas. Hoy toca hablar bien del trabajo de uno de los buenos y de una fuente que ha sido ídem de quejas de vecinos en la Plaza España durante años.



En 2006 se iniciaron los trabajos para remodelar la antigua Plaza España en Segur de Calafell. El presupuesto inicial, 451.000€ fue motivo de polvareda porque 80 millones de pesetas en 2006, por muy año de vacas gordas que fuera, eran muchos millones y todo el mundo decía aquello de "alguien se va a cambiar de coche".

Tras 7 meses de obras, cortes de calles, polvo y suciedad, los vecinos vieron como a 10 días de las elecciones aparecía una cuadrilla ¿qué digo cuadrilla? Todo un ejército de operarios dispuestos a terminar la plaza, la fuente y el resto de obras antes del día 27-M. ¿Por qué? pues porque era el día de las elecciones municipales y esta fuente está justito al lado del Pavellò Jaume Vilamajó, que hace las funciones de colegio electoral.


La fuente sólo funcionó ese fin de semana. Luego se averió y estuvo varios días parada. Segur Style. Perdía agua por todas partes, los surtidores no iban bien, fallaba la bomba, en fin, un desastre. Se hicieron unos apaños y la fuente quedó pues... no sé... en una curva peraltada al revés y, además, siempre mojada. Se inauguraba la plaza de batacazolandia que, sólo al cabo de dos meses, la fuente era un muestrario de óxido, manchas y suciedad.

La llamaron la fuente del Fairy durante un tiempo porque alguno(s) cabreado(s) le echaron jabón y la tuvieron que cerrar. Fue divertido un pleno en que Angel Verge dijo que la solución al jabón era tenerla cerrada y así no lo echaban. El caso es que se formaba una enorme bola de espuma que bajaba calle abajo y la imagen era de lo más ridícula. Luego había que vaciar la fuente, limpiar y volver a llenar. Al final se acabaron los fairys.


Lo de Batacazolandia es porque aunque en verano no era especialmente peligrosa, en invierno sí; toda el agua que perdía (que no era poca) se helaba y los batacazos, sobretodo nocturnos, de moteros, eran moneda común.

AGUA HELADA EN EL ASFALTO
LA FUENTE CONGELADA

Y ASI HASTA HOY ...

Hace pocos días, el de la foto y otros operarios encontraron una solución BBB (Buena, Bonita y Barata) que fue poner unas planchas metálicas que revertían el agua que se escapaba por los laterales de la fuente; el regidor estuvo días antes orientando los surtidores. Terminado el trabajo esta semana, para asegurar la estanqueidad se ha dejado la fuente cerrada unos días para que secasen las juntas, etc, etc.


Hoy, la fuente presenta este aspecto y parece que no pierde agua. Está en fase de pruebas, pues hay unas pequeñas grietas y aún pierde un pelín de agua, y se estudiará si es necesario impermeabilizar las pozas o no; de momento, se ha abierto esta mañana y parece que al menos lo más grave del problema está bien solucionado. En las fotos se puede ver la solución imaginativa y barata que se ha adoptado.


LA FUENTE TRAS 3 HORAS DE FUNCIONAMIENTO
Y ESTA NOCHE A LAS 21hs