lunes, 12 de marzo de 2012

El desespero de Adeli

Hoy traigo una queja de Adeli, de una familia que vive entre la desesperación, el desconcierto y la decepción.
Compraron una vivienda en una zona residencial y resulta que el solar de enfrente se ha convertido para ellos y para todos los vecinos del edificio en una pesadilla a la que no ven solución.


El polvo, el ruido, las ratas que cohabitan con los vecinos tan ricamente, las montañas de tierra que se amontonan indiscriminadamente, las excavadoras, el material industrial, la constante preocupación de saberse en un lugar que incita al robo de materiales, así ha sido en más de una ocasión, hacen que su vida se haya convertido en una verdadera tortura cuando lo que vino a buscar era paz y bienestar.

El solar vecino es un lugar de escombros, movimientos de tierra, ruidos a todas horas desde las 8h de la mañana hasta bien entrada la noche, lleno de máquinas, excavadoras, camiones volquete, herramientas, material industrial. Un solar dónde se comparte puerta con puerta un polígono industrial y viviendas para uso doméstico ¡¡menuda guasa!!
La comunidad de vecinos, mediante una instancia, se dirigió al Ayuntamiento para que mediara una solución.
La respuesta es tan evasiva cómo desoladora e injusta.


Lo que ocurre es que el solar es alquilado por los propietarios para guardar el material de obras, maquinaria, escombros, movimiento de tierras etc, convirtiendo una zona urbana y residencial en un verdadero hacinamiento de materiales, sin ningún tipo de reglamentación y a su aire. ¿Respeto? cero ¿Ruidos? los que quieras ¿apoyo del ayuntamiento a sus ciudanos? cero.
Señores del Hay-untamiento esta zona no es industrial. Utilicen para tal efecto los polígonos adecuados y no permitan el alquiler para sus obras de lo primero que encuentran provocando un grave perjuicio para sus vecinos.
No contesten las demandas de los ciudadanos con respuestas evasivas e infantiles y propias de incompetentes, no agraven situaciones más que críticas. No se les paga para agravar problemas sino para darles solución.
Hagan el santo favor de despegarse del televisor y dejar de ver el sálvame de luxe que tanto les "pone" y solucionen esta situación injusta.