lunes, 4 de junio de 2012

¿Han cambiado el R.O.M.?


El ROM o Reglament Orgànic Municipal, parece que ha sufrido algún cambio y aún no ha sido notificado a los ciudadanos, ni siquiera a los que asisten regularmente a los plenos con preguntas propias o con las de otros que no disponen de tiempo para asistir.



Parece ser que Carapán II el Desangrao (Xulivella) ha introducido cambios y no ha avisado a nadie. Pero observando el gallinero-pleno del jueves pasado he sacado conclusiones:

Turno de ruegos y preguntas de los grupos políticos

Cuando un grupo de la oposición lleva una pregunta a un pleno, encargada por un(a) ciudadano(a) ahora resulta que hay que dar nombre y apellidos y si no no vale y "notajunto".


Turno de ruegos y preguntas del público


- El alcalde da la palabra a un señor que se llama Manel. El alcalde lo sabe, pero le dice

"AL DE LA PRIMERA FILA" el Manel.

- Luego da la palabra a otra ciudadana, a la que conoce desde hace años

"A LA DE GAFAS" Sonia.

- Luego a otra que fue militante hasta hace poco de CDC (Conveniència Dedocràtica de Callafell)

"A LA DEL LADO DE LAS GAFAS" Roser Alcaraz

Lo pueden leer relatado por una de las sufridoras de la pérdida de papeles del Carapán, aquí.

No es la primera vez que lo hace, como tampoco es la primera vez que pierde los papeles en un pleno. También, por su cara bonita, se guarda para el final la intervención política, como hacía Sánchez y tanto le criticaba (coño, si se ha vuelto peor que él)

También quiere "poner a tono" a una regidora de la oposición, felizmente casada. Y llama mentiroso a otro (esto lo había criticado el blog en el anterior mandato aunque no recuerdo dónde, pero alguno de mis colegas me echará una mano a encontrarlo).

También monta unos pollos tremendos cuando le hacen una petición firme sobre un asunto muy grave, de manera que en lugar de comprobar lo que se le dice y hacer como Salomón, se le va la pinza y actúa como Nerón ¡que arda Roma!.

Y ahora, a los ciudadanos, que sin cobrar un euro por asistir al pleno, les dice que sean breves que tiene hambre, que está cansado, o que se callen o les quita la palabra y se la da a otro. El caso más flagrante, con Manel (el de la primera fila) hace meses, tras cinco horas de aguantar como un campeón a poder hablar va y le dice que se calle.

Como esto ha sucedido en los últimos plenos, parece, pues, que no es cosa de un mal día, o producto de la falta de riego sanguíneo cerebral por reventón de la napia, ni un mal momento por noche sin pegar ojo por diarrea incontenida. No. No y no. Parece que ha habido un cambio en el ROM y nadie ha dicho nada.

Así pues, para los próximos plenos parece que se avecinan cambios:
  1. Al dirigirse hacia un regidor para hacer una pregunta hay que mirar su indumentaria y no llamarlo por su nombre. "El regidor de la camisa verde", por ejemplo.
  2. Si la indumentaria es muy estàndar y puede dar lugar a equívocos se puede usar otro elemento de identificación, por ejemplo el aspecto físico o algún rasgo único que lo haga fácilmente identificable. "El tartaja, la culona, la sintetas, la rechoncha gafuda, el cabezón que se sienta entre la culona y la sintetas", por ejemplosssssss.
  3. Si el alcalde se equivoca, uno se puede levantar y decirle "¡¡es mentira!! y luego volverse a sentar
  4. Si el alcalde hace mala cara, como de mal follao, pues siempre se le puede sugerir si hay alguien en la sala capaz de ponerlo a tono y si no pues mira se llama a Torrente, que se siente en un coche un ratillo con él y "nos hacemos unas pajillas"
  5. Otra posibilidad, si la pregunta no se sabe a quién va dirigida, es aludir al grupo completo como "esa gentuza que no se ha bajado el sueldo un 20% ni queriendo" o bien a "esos putos fachas que le quitan dinero a la educación y la investigación y la sanidad y se lo dan a los bancos y a los gangsters".
  6. Si el alcalde o algún regidor se rebota, entonces les llamará a ustedes, por arte de magia, por su nombre. Hay que recordarle que no, que uno ya no es Paco o Pepa, sino el de las gafas o la del fondo, que los nombres propios han pasado a la historia desde que Xuli el Carapán pasó a la histeria.
  7. También se puede hacer referencia a algún familiar, por si no queda claro a quién se refiere (la que su padre maltrata animales, la que su padre es un facha que parece que la seguridad social le reclama dinero, el que su padre nunca fue cobrador ni tenía un frac, al lechuga, al fuster, al que su hijo lo pilló la pasma pedo perdido y no tuvo huevos a tapar el asunto, etc)
Y ya verán como en cuestión de un solo pleno todo vuelve a la normalidad.
También cabe la opción de entrar y reventar el pleno a tomatazos, pero la fruta está muy cara y no merece la pena malgastar o ensuciar un tomate con la cara dura de algunos.