lunes, 14 de enero de 2013

La juez da la razón a un trabajador del ayuntamiento, despedido hace unos días

En el blog hemos comentado, muy por encima, que Olga Elvira había hecho una maniobra poco ética para quitarse de encima Noves Tecnologies.

En el anterior mandato nuestro "querido" Carles Rión (ex-ERC, ex-NIC, ex) llevaba la regidoria de Comerç i Noves Tecnologies. En este equipo de gobierno el mismo Olivella manifestó que Noves Tecnologies estaría en Comerç pero sin ser una concejalía. Es lo más normal, teniendo en cuenta que Olga es del PP y nos quieren hacer retroceder 40 años, pues no hace falta ni regiduría ni nada. Al fin y al cabo, la era digital es de mentirijilla ¿verdad? lo importante no son las nuevas tecnologías, ni los bits y bytes, ni el mundo virtual. Lo que mola es lo transpersonal, oh, sí.

Pues en esas estamos cuando te enteras que todos los trabajos que hay en Nuevas Tecnologías (NT) los llevaba un solo técnico, Xavier Gil. A este señor le pasan el trabajo de hacer informes de todo tipo, informes técnicos sobre comunicaciones, concurso de licitaciones de telefonía móvil, etc. Está trabajando como interino ocupando la categoría de auxiliar aunque deben reconocerle su puesto, su categoría como técnico. Pero no es así.

Le tienen como auxiliar y, por tanto, cobrando plaza de auxiliar. Poco más de mil euros. En repetidas ocasiones le dice a la regidora (Olga) que deben reconocerle su categoría de técnico. Sin resultado. El trabajador se puso en manos de la justicia e interpone un contencioso.

Olga Elvira va dándole largas sobre su reclamación y lo que hace es irle quitando competencias mientras tanto. Decide quitarse el tema de telefonía móvil y cargarle el muerto a otro (a Montse López, de CIU). Y, finalmente, da el paso de eliminar al técnico, en lugar de reubicarlo (lleva 11 años en el ayuntamiento). Se lo carga porque no le cae bien y le informa de esta manera

"Después de navidades te vas a la calle"


No es muy transpersonal ni nada, más bien es una cabronada como un piano. Olga Elvira prepara la amortización de plaza, que es la forma técnica de despedir a este técnico, cargándose su plaza. Tengan en cuenta que al decir técnico, usamos la palabra que la juez ha dicho en sentencia, pues hacía tiempo que el trabajador interino pedía que se le reconociera su categoría y como no le hicieron caso, decidió poner el tema en manos de la justicia. Quede claro.

Debo explicar un detalle que a algunos se les pasa por alto. Cuando un regidor decide reducir plantilla en su área, hace un informe y lo envía a Recursos Humanos. Para que quede claro que es Olga Elvira la que inicia el despido del trabajador. Esto no es algo que decida RRHH ni Serveis Econòmics. Aunque la illuminatti quiera hacer ver lo contrario.

A esto se suma que al ser interino, Olga aprovechó para despedirlo y matar dos pájaros de un tiro. Al pedir la amortización de plaza a Recursos Humanos y negarle al trabajador que ella tuviera algo que ver, le pasa el marronazo de la telefonía a Serveis Econòmics. O sea, a la concejalía que lleva Montse López. Y eso no es todo.

Lo que hace la regidora cósmica es citarlo en un bar, el mismo día del juicio del contencioso (en Tarragona), y le dice:

"hay una posibilidad: si retiras el contencioso, y te vas a hablar con Montse López, igual te quedas"

De esta manera el marrón se lo come otro. En el ayuntamiento, ahora mismo, están liados con el tema de los gastos de telefonía fija y móvil, y -casualidad o no- ha levantado polvareda la publicación que hicimos hace unas semanas donde denunciábamos que se iba una fortuna y a pesar de haber pedido consumos hace un año, perdieron el tiempo en dos respuestas de los servicios jurídicos del ayuntamiento. Como hacen siempre, que no aprenden.

No acaba el culebrón. Tras esa cita en un bar en la que Olga le dice que quite el contencioso, Xavi decide no claudicar porque si claudica lo que puede ocurrir es que lo despidan más tarde. Y posiblemente sin un duro.

Y la juez le ha dado la razón viendo toda la documentación que el trabajador ha presentado demostrando que llevaba años haciendo tareas de técnico sin que se le reconociera su categoría profesional a pesar de haberlo solicitado.

No hay bastante con sentencias como Hife-Plana. Tal vez Don Catastrazo y Doña 220v Giné lleven una línea equivocada, o tal vez se la hagan llevar los que mandan. Pero es que no aprenden. Lo malo es que esta vez arremetieron contra un trabajador mileurista y que estas cagadas, al final, las acabamos pagando de nuestros bolsillos.