miércoles, 17 de abril de 2013

Calafell: peleas callejeras programadas

Hace 4 años que dos grupos de adolescentes tienen sus "problemas" entre ellas. La mejor manera de resolverlos es a ostia limpia, YA TE DIGO. ¿TE DAS DE OSTIAS O K ASE?

Así pues, quedaron de acuerdo para darse unos buenos mecos en el pabellón Jaume Vilamajó. De hecho, habían quedado en la biblioteca de Segur, pero la zona de deportes de contacto es el pabellón, a la biblioteca se va a mirar titis en bolas (o titos en bolas) en internet y a fumar unos petas en las escaleras.

Se van al pabellón, y una abre el fuego tirándose sobre otra a pegarle sin mediar palabra. Entonces se añaden más a la pelea y aparece la madre de una de ellas que, sin cortarse un pelo, agarra por la cabellera a una adolescente (menor) de 16 años y empieza a darle de golpes con la cara en el asfalto y luego a arrastrarla por la carretera. Y la cosa va a más, la chica se escabulle, sale por piernas y la dulce madre se va a por otra menor, de 17 años.

A partir de aquí llegan los Mossos, la Policía Local y las ambulancias. Viendo el percal, ya les había avisado previamente una de las chicas de uno de los dos grupitos conflictivos.

Resultado: dos menores al hospital, a la policía sólo les explican lo que quieren, porque si la dulce madre que pegó a las menores hubiese sido denunciada, algo habría ganado este pueblo.

La próxima pelea no se sabe dónde tendrá lugar, pero parece ser que se busca un esponsor, para sacarse algunas perrillas.

Es lo que hay, en lugar de ir a estudiar y hacer deporte, se van a meterse de ostias. Luego, ni se denuncian entre ellos y viva la violencia. Hay prevista una nueva pelea, ésta tampoco era la primera pero sí ha sido la que ya ha subido de tono.

La policía tiene identificaciones, esto no se puede volver a repetir, porque además Mossos, Local y Ambulancias están para cosas más importantes y esto hay que atajarlo de raíz.

Si la policía (la que sea) no toma cartas en el asunto, entonces empezaremos a dar nombres, no sólo de los que se pelean, sino la grabacióm completa en video de lo que sucedió ayer y saldremos en la tele. Así que antes de que Clavero presente otra vez su dimisión a Olivella, sería bueno que esto lo corten de golpe. Ya hay bastante con los trapicheos de droga en la puerta del pabellón, que al principio se controlaban pero últimamente pues como que no. Los moritos (paisa jais) venden papelas a 20euros, 40 a los desconocidos. Ahora sólo falta que haya ostias allí también. Un día habrá que lamentar una desgracia mayor que dos menores al hospital con un ataque de ansiedad y otra con heridas leves.

Clavero, Olivella, venga va. Menear el culo o hablamos con las teles. De momento ya ha salido en el Diari de Tarragona. Después dirá el alcalde que blogs y prensa dan mala imagen de Calafell ¿seguro? ¿seguro que no se explica lo que pasa y lo fácil es echar la culpa a los quelo explican?

FOTOS: MENORES ESPERANDO 
AL REPARTO DE GUANTAZOS